“Premio… ¡Al dolor de no ser campeón!”

ImageLas piernas no responden. El pecho sin aire. Los brazos han perdido fuerza. La vista se le nubla, y lo peor: El italiano Dorando Pietri cae a pocos pasos de finalizar la maratón de los IV Juegos Olímpicos con sede en Londres, capital inglesa.

El calor reinante en la tarde sabatina ha provocado que el destacado maratonista no concluya los 42 kilómetros y 195 metros que exige la extenuante prueba de la maratón:

–       Levántese, Dorando, por favor.

Gritan unos:

–       No es justo. Ha liderado la carrera desde el comienzo:

Gritan otros:

–       Ayúdenlo, por favor:

Gritan todos. Los fanáticos reclaman ayuda para el atleta que yace inconsciente a escasos metros de la línea final. Los fanáticos reclaman y los jueces ayudan. Los jueces que arrastran el cuerpo hasta la línea de sentencia y es proclamado vencedor:

–       Los médicos por favor, este hombre está muy mal.

El personal médico llega, camilla en mano, y lo traslada a una clínica improvisada en el estadio. Paulatinamente, Dorando Pietri, se va recuperando y, más aún, cuando le comunican:

–       Eres el Campeón Olímpico de la maratón. Felicidades.

Al recibir esboza una sonrisa que alarga el bien recortado bigote, y se acomoda en la cama donde descansa. Había logrado su objetivo. Había sido el líder indiscutible de la carrera. Había visto abandonar, también por el calor, a sus más encarnizados rivales: A Charles Hefferson, sudafricano; a los ingleses Lord, Price y Jack… Todos dijeron adiós a la gloria olímpica por las altas temperaturas reinantes. Todos abandonaron menos Dorando. Todos menos el ítalo que mantuvo su paso firme en pro de ganar la medalla de oro hasta que se desplomó poco antes de finalizar:

–       El sol. El calor. Los gritos de los fanáticos. El cansancio… Le pedí a Dios, con las pocas fuerzas que me quedaban, que hiciera algo por mí, pero imposible. Fui perdiendo bríos hasta que caí. Apenas recuerdo lo sucedido. Cuando abrí los ojos estaba aquí, en el puesto médico. No recuerdo nada. No me equivoco si afirmo que los últimos 2 kilómetros los corrí inconsciente. Sucedió, perdí el conocimiento pero afortunadamente soy campeón olímpico. Gracias a los que me ayudaron.

Pero… ¿En realidad es campeón olímpico? La delegación de los Estados Unidos protesta:

–       No terminó la carrera. Lo ayudaron. El campeón es Johnny Hayes.

La delegación de Estados Unidos protesta y, con justeza, esta cristaliza. Todos se solidarizan con el italiano, pero este no terminó la carrera. El campeón es el estadounidense Johnny Hayes que llegó primero a la, meta sin ayuda, con un tiempo de 2 horas 55 minutos 18 segundos y 4 décimas, por su parte Dorando Pietri es descalificado. Para él no habrá diploma, ni medalla, ni corona de laurel:

–       No llores más. No terminaste la carrera. Es justo que el campeón sea Hayes.

Pero Dorando Pietri hace caso omiso a su entrenador:

–       No llores más. No eres campeón, no ganaste medalla, pero hay una sorpresa para ti.

–       ¿Sorpresa?- Pregunta entre lágrimas.

–       Una sorpresa, Dorando. Tienes que esperar a la ceremonia de clausura de los Juegos.

Ceremonia de Clausura de los IV Juegos Olímpicos de la Era Moderna. La reina Alejandra de Inglaterra hace llamar a Dorando Pietri a la presidencia:

–       Quiero premiar su esfuerzo, señor Dorando. Tome esta copa de oro. Con ella quiero, además de reconocer su labor, que os lleve solamente malos recuerdos de nuestro país.

El público se puso de pie y le obsequió una cerrada ovación. Dorando Pietro saludo a todos levantando la copa y rompió a llorar.

El hecho de haber recibido un premio de manos de la reina Alejandra de Inglaterra hizo que Dorando Pietri se convirtiera, vertiginosamente, en una celebridad internacional. El compositor ruso Irving Berlin le dedicó una canción titulada “Dorando” y comenzó a recibir invitaciones para participar en carreras de exhibición en los Estados Unidos. En octubre de 1911 pone fin a su vida atlética a la edad de 26 años.

El 7 de octubre de 1942 falleció a consecuencia de un infarto, había nacido el 16 de octubre de 1885.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s