“Aquel ‘Industriales Campeón’ que grité ese 19 de enero”

Agustin MarquettiHoy recordé lo que sucedió un día como mañana, 19 de enero de 1986. Aquel domingo comencé a ver el partido en casa, y lo concluí en la sala de estar del dormitorio que ocupaba mi compañía en la Escuela Militar “Camilo Cienfuegos”, de Capdevila. ¡Han sucedido 29 años! Imagínense que yo tenía 16, iba a cumplir 17 en junio, y ya poseo en mi haber personal 45 años.

Hace 29 años viví una de las emociones mayores que he experimentado gracias al deporte cubano. Hace 29 años que guardo en el recuerdo la consecución de ideas que de inmediato van a confrontar. Hace 29 años viví la primera de las 12 coronas que atesora Industriales, en Series Nacionales, aunque reconozco que el partido, en los inicios, no auguraba un buen resultado para los bien llamados “Leones de la capital”.

La ventaja vueltabajera se produjo en la parte alta de la segunda entrada cuando, en línea, Luis Giraldo Casanova y Lázaro Madera conectaron cuadrangulares, por el jardín derecho; acto seguido Fernando Hernández y Juan Castro se anotaron sencillos; este último provocó la explosión de Lázaro de la Torre, abridor azul, quien fue sustituido por Francisco Despaigne; Despaigne, aunque no lo hizo mal, tampoco pudo impedir la tercera anotación pinareña al otorgar boleto a Giraldo González, y permitir fly de sacrificio de Giraldo Iglesias.

Con el partido 3 anotaciones a cero, favorable a Vegueros, los miles de aficionados, presentes en el estadio o no, que mantenían su atención en lo que podía ser el juego decisivo de la XXV Serie Nacional de Béisbol, quedaron atónitos ante el enorme cuadrangular que, sobre las cercas del jardín central, salió del bate de Omar Linares. “El niño”, como cariñosamente aún se le señala, aumentaba la ventaja, 4×0, a favor de su equipo.

Todo señalaba a una victoria para los representantes de la provincia más occidental de Cuba, y, con ella, la celebración de un juego extra. Los simpatizantes de los Industriales, entre los que me incluyo, viendo que el marcador se proyectaba 4×0, en la parte alta del tercer inning, vaticinaron que no solo iban a ver sucumbir a los “Leones de la capital”, sino que la derrota sería producto de una soberana paliza. Empero, siempre guardamos las esperanzas por el aquello de que “en el béisbol no hay nada decidido hasta que cae el out 27”.

Pero en la conclusión del primer tercio del partido, el torpedero azul, Rolando Verde, descontó al conectar jonrón. Con el juego 4×1 Luis Rivero, fallecido, conectó sencillo, y avanzó a segunda tras conexión por el box de Antonio “Tony” González, que golpeó al lanzador Reinaldo Costa. Un corredor veloz, en posición anotadora, encontró Juan Padilla, que respondió con hit al jardín derecho, para de esta forma acercar a Industriales en el marcador 4×2. Tras el hit de Padilla, Lázaro Vargas conectó largo tubey que impulsó a “Padilla la maravilla” que, por cierto, jugaba su primer año vistiendo la franela azul de “Los Leones”. El batazo de Vargas provocó la salida del box del diestro Reinaldo Costa, por Carlos Pérez, que obligó a Javier Méndez a batear una fuerte línea por primera base que sirvió para doble play. En un abrir y cerrar de ojos, el partido, de 4×0, exhibía 4×3; la ventaja de 4 se había reducido a apenas una. ¡Ahí comenzamos a acariciar la idea de que el grito de “Industriales Campeón” estaba al alcance de las manos!

La locura en el latino llegó en la parte baja de la quinta entrada cuando, tras out de “Tony González, Juan Padilla entra en circulación por fielder choice, Vargas conecta fly por el jardín derecho, lance aparentemente fácil, pero el defensor de esa posición, Rogelio García González, comete error. Seguidamente, Javier Méndez bateó fly de por el jardín izquierdo, y Pedro Medina Ayón, el máscara capitalino, uno de mis ídolos, así lo reconozco, ante los envíos de Rogelio García Alonso, reemplazó a Carlos Pérez mientras bateaba Lázaro Vargas, puso la pelota a rodar, entre Left y Center; Medina fue puesto out en tercera, intentando convertir su conexión en triple, no obstante pudo “empujar 2 para la goma”. En la memoria de todas y todos  está el corrido de bases de Lázaro Vargas que concluyó con un audaz deslizamiento en home que, al mismo tiempo, provocó una fuerte discusión, aunque sin males mayores, con Juan Castro, receptor pinareño.

¡Los azules estaban delante 5-4 en el marcador! ¡Habían podido dar vuelta al score! ¡Industriales campeón después de 13 años! Recordemos que la última victoria azul, en Series Nacionales se había producido 13 años atrás, en 1973, también bajo la égida de Pedro Chávez González.

Las entradas se sucedían, y el marcador continuaba intacto… Los innings continuaban… ¡Sexto! ¡Séptimo! ¡Octavo! El octavo con un puntillazo certero de Euclides Rojas. El número 10 sustituyó a Francisco Despaigne, tras hits, consecutivos, de Omar Linares y Luis Giraldo Casanova; Euclides, uno de los mejores lanzadores de relevo que se ha visto en Series Nacionales, con hombres en primera y segunda, sin outs, dominó a Lázaro Madera y obligó a Juan Castro a batear para doble play.

En el noveno, tras un out, Fernando Hernández bateó una rolata difícil que Rolando Verde, aunque capturó, no pudo evitar lanzar incómodo a la primera base; pelota que al Agustín Marquetti, “El toletero de Alquízar”, no poder retenerla se internó en el dogout de primera base, facilitó llegar a segunda al bateador corredor, que arribó a la antesala por un roletazo al cuadro.

Apenas un out necesitaba Industriales para obtener su sexta corona nacional, pero Giraldo Iglesias igualó el partido a 5 anotaciones tras conectar hit al jardín derecho.

¡Empate cuando todos imaginaban recoger los bates e ir a casa exclamando, a voz latente, Industriales Campeón!

La igualada, a 5 carreras, obligaba, prácticamente, a comenzar de cero. Inning 10, empate… Inning, 11, empate… No se vislumbraba ventaja ni para Vegueros, ni para mis queridos azules. Rogelio García y Euclides Rojas, por los pinareños y capitalinos, respectivamente, se mantenían intransigentes en el montículo.

Reitero… Inning 10, empate… Inning 11, empate… Parte alta del inning 12, empate… Parte baja del inning 12… En la parte baja del inning 12 nos detenemos ahora…

Rogelio poncha a Lázaro Vargas y a Pedro Medina, pero entre uno y otro turno al bate, Javier Méndez conectó hit al jardín derecho. Con 2 outs, y “El seguro Méndez” en primera, correspondió la oportunidad a Agustín Marquetti. Entonces vino el momento más emocionante, al menos para mí, que se ha protagonizado en el deporte nacional de Cuba, después de 1959: siendo las 09.20pm, Rogelio lanza una tenedor, su mejor arma, pero que en esa ocasión quedó alta; Don Agustín, por su parte, no dejó pasar por alto el error, y conectó largo cuadrangular por el jardín derecho. Conexión que coronó a sus Industriales, a mis Industriales, a tus Industriales, su sexta corona nacional.

Todo hace sucedió hace ya 29 años, y hace 29 años que, todo lo anterior, lo guardo en el recuerdo cual tesoro incalculable.

Aclaración Válida: Industriales, al vencer en la campaña 1985-1986, no solo obtuvo su sexta corona, sino que se convirtió en el primer equipo en vencer, invicto con 6-0, un play off. A esa primera serie extra clasificaron, además de Industriales y Vegueros, campeón y subcampeón, respectivamente, Santiago de Cuba y Villa Clara.

Anuncios

4 comentarios sobre ““Aquel ‘Industriales Campeón’ que grité ese 19 de enero”

  1. Yo me perimito una aclaración, no del juego sino de donde terminaste de ver el desafio. Ese final lo presenciaron tú y muchos de los amantes de la pelota que por esa época estudiábamos en Capdevila, yo entre ellos, en la sala de estar de la compañia de servidor. Lo recuerdo porque al concluir el juego fui víctima de una andana de “cocotazos”, todo por ser un furibundo aficionado de Santiago de Cuba(tremenda ocurrencia la mia). Y en aquel acto “inhumano” participó el estimado Aldo Luberta, Aldito.

      1. Coño Aldito que clase de recuerdo me hiciste revivir. Te confieso que yo fui uno de los que no dejo que Marqueti pasara de segunda base, aquello fue una locura, estuve dos dias sin voz… que lindo mi hermano, que lindo

  2. ¡Mi más emocionante momento del deporte también! Por poco me caigo del 8vo piso donde vivia entonces dando brincos de felicidad por la victoria de nuestros Industriales… gracias por traerlo de vuelta, hermano…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s