“¿Hizo bien Servio en dejar batear al ‘Curro’?”

gaspar-curro-perez-peloterocubano-cuba-8-11Para iniciar un análisis de sobre quién podía haber salido a batear de emergente por  Gaspar Pérez, “El curro”, tenemos que rememorar los nombres de los 18 integrantes de la escuadra nacional y, a su vez, la alineación que el alto mando cubano decidió que saliera a la grama aquel 26 de agosto de 1969 para discutir en título del XVI Campeonato Mundial de Béisbol celebrado en República Dominicana.

Equipo Cuba: Receptores Lázaro Pérez y Ramón Echevarría. Jugadores de Cuadro: Felipe Sarduy, 1b; Félix Isasi, 2b; Rodolfo Puente y Antonio “Tony” González, ss; Owen Blandino, 3b; Andrés Telemaco, 2b y 3b; y Agustín Marquetti, rf y 1b. Jardineros: Silvio Montejo, Fermín Laffita y Rigoberto Rosique. Lanzadores: Gaspar “El curro” Pérez, Santiago “Changa” Mederos, José Antonio Huelga, Lázaro Santana, Rolando Macías y Roberto “El jaba’o” Valdés.

Alineación que presentó la dirección del equipo Cuba ante Estados Unidos para discutir el título mundial: Félix Isasi, 2b; Rigoberto Rosique, rf; Fermín Laffita, cf; Owen Blandino, 3b; Silvio Montejo, lf; Felipe Sarduy, 1b; Lázaro Pérez, r; Rodolfo Puente, ss, y Roberto “El jaba’o” Valdés, l.

Detalles a considerar antes de analizar lo sucedido en la parte alta del inning #8: En el cuarto inning, tras un out, Santiago “Changa” Mederos, tras la anotación estadounidense, sustituye en el box a Roberto Valdés. En la parte alta del 5to, Cuba era visitador, y Andrés Telemaco sale a batear de emergente por “Changa” y se poncha.

En el octavo inning el equipo Cuba perdía ante Estados Unidos 1-0. El primer bateador por los cubanos, el receptor Lázaro Pérez, conecta hit y Antonio González es enviado a correr de emergente en 1ra base. En esa circunstancia el team Cuba pierde 2 oportunidades de emergentes ya que “Tony” González y Ramón Echavarría se invalidad. El primero, uno de los 2 short stop natos del conjunto, bateó por un receptor, por lo que era sabido que iba a ser sustituido por “El Chava”, el cátcher que quedaba libre. Este último tuvo un pobre desempeño ofensivo en el torneo. Echavarría concluyó bateando para un paupérrimo average de 154, producto de 2 hits en 13 turnos oficiales al bate.

Con “Tony” en 1ra sin outs, Rodolfo Puente se sacrifica. Le toca el turno al “Curro” con corredor en 1ra y un solo out. El hombre en 2da, de anotar, emparejaría las acciones.

¿Se deja batear al “Curro”? ¿Quién de los hombres del banco puede salir a empuñar por el pitcher?

Disponibles, en el dogout, quedaba solamente Agustín Marquetti, y el resto del staff de lanzadores que no había actuado en el encuentro. Marquetti, junto a Rigoberto Rosique uno de los 2 zurdos del equipo en cuanto a jugadores de campo se refiere, estaba envuelto en un buen torneo mundial. Ganó el subtítulo de jonrones con 2, solo superado por Fermín Laffita que puso 3 pelotas más allá de los límites del terreno, y promediaba, en ese momento 344 de promedio, producto de 11 hits en 32 veces al bate. En sus 11 indiscutibles se destacan 3 dobles, 2 jonrones, 10 carreras impulsadas, pero 10 ponches. 10 ponches en 32 veces al bate equivale a un average del 312. Marquetti mostraba 2 cuestiones en su contra para ser elegido como bateador emergente: El propio hecho de ser zurdo, atendiendo que el lanzador estadounidense Larry Osborne también ostentaba esa condición, y su alto porcentaje de ponches.

¿Se deja batear al “Curro”?

Para nadie es un secreto de las condiciones de Gaspar Pérez como bateador. En el Campeonato del Mundo, del que hacemos referencia, y antes de su imparable de oro ante Osborne, “El curro” bateaba para 500 de average, 5 hits en 10 turnos oficiales. Sus 5 htis fueron estos: Lanzó, y ganó 9-0, ante Nicaragua; en ese partido bateó de 5-2. Lanzó 3 innings y un tercio ante República Dominicana, partido que concluyó 10-3 para los cubanos, donde “El curro” bateó de 2-1. Volvió a lanzar 3 innings y un tercio ante Colombia con bate perfecto de 2-2; el score de este juego fue de 9-3 para nuestro equipo. Lanzó 5 entradas ante México, donde Cuba ganó 5-3, y no conectó de hit en una ocasión al bate. No obstante de su alto average, “El curro”, en sus incursiones al plato, se había ponchado en 4 ocasiones, para un promedio de 400.

Pero en fin, ¿está bien la decisión de dejar batear a Gaspar Pérez?

En este caso creo que la decisión fue acertada. “El curro”, buen bateador, tenía fogueo internacional, mientras que Marquetti, otro buen bateador, debutada en los anales de eventos importantes, además de la famosa teoría del zurdo contra el zurdo. Teoría que, en lo particular, yo no acato, independientemente de que “El toletero de Alquízar” le conectaba bien a cualquier lanzador. Cualquiera de los 2 podía haber salido a batear, pero dejar al “Curro” valió la pena.

El epílogo se conoce. “El curro” conectó hit, tras varias conexiones de foul, e impulsó a “Tony”, que anotó la carrera del empate. Luego, el propio “Curro”, anotó la anotación de la victoria, cuando Rosique conectó hit. Antes de “Rigo” Rosique, otro matancero, Félix Isasi, se había sacrificado, cosa que le permitió a Gaspar Pérez avanzar hasta la intermedia.

Un parangón: Se puede afirmar que el Mundial de 1969 fue para Matanzas lo que el Mundial de 1988 fue para Ciudad de la Habana. En el primero, los matanceros, empujaron la carrera del empate y la victoria, de manos del “Curro” y Rosique, respectivamente;  “El curro”, además, anotó la carrera que le dio a Cuba el título y fue el pitcher ganador del partido tras colgar 5 ceros a la escuadra de los Estados Unidos. En 1988, 19 años después de la hazaña en Quisqueya, tras el jonrón de Gourriel que empató a 3 el juego decisivo, también ante Estados Unidos, Vargas impulsó a Juan Padilla desde 3ra con la carrera de la victoria; Euclides Rojas, pitcher ganador, hizo un relevo histórico en el que le propinó 2 ponches memorables al quien fuera, años después, primera base regular de los New York Yankees: Tino Martínez.

P.D: Tras conectar el hit de oro ante Larry Osborne, Gaspar “El curro” Pérez aumentó su average a 545, producto de 6 hits en 11 veces oficiales al bate. Por Cuba el mejor bateador fue Owen Blandino, líder del torneo, que lo hizo para 500 exactamente. Blandino conectó 20 hits en 40 veces al bate, de esos 20 imparables, 5 fueron extravases: Un jonrón, 2 tubeyes y 2 triples.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s