“Paraguay en el inicio de la fiesta”

Uruguay_1930_World_CupLa instauración de los Juegos Olímpicos en 1896 y de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1926, tenía a los dirigentes del Fútbol Mundial acariciando una idea: Crear la Copa del Mundo. Solo habían sido ideas que quedaban en el tintero, propuestas que no se concretaban y palabras que no eran convertidas en hechos.

Sucedió el 8 de septiembre de 1928, hace casi 87 años. Sesionaba el Congreso de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (F. I. F. A) en Ámsterdam, capital de Holanda.

Para la ocasión, el francés Jules Rimet, presidente de la F. I. F. A, y decidido a que el Mundial de Fútbol se convirtiera en realidad, había lanzado un ultimátum para su celebración. Incentivados por el máximo líder del más universal de los deportes presentaron su candidatura para ser sede Italia, los Países Bajos, España, Suecia, Hungría y Uruguay.

A la vista los países europeos tenían superioridad sobre la única nación americana que mostró su deseo de organizar la primera Copa del Mundo de Fútbol, pero… ¿Era justo no otorgar a Uruguay tal derecho? No. No era justo y Jules Rimet se encargó de argumentar.

– Desde 1906 el fútbol fue incluido en el programa de los Juegos Olímpicos. Para nadie es un secreto que estos constituyen la mayor celebración mundial del deporte actual y, además, para nadie es un secreto que Uruguay ha ganado el fútbol olímpico en las 2 última ediciones: París, 1924, y los recién celebrados en esta ciudad. Por todo lo anterior considero justo que Uruguay se gane el derecho de organizar la primera Copa Mundial de Fútbol.

La propuesta de Rimet no fue aprobada unánimemente. Los europeos argumentaban que era una locura otorgar la sede a Uruguay pero no poseían elementos suficientes para refutar, y la proposición a favor del país sudamericano fue finalmente aprobada.

– El 13 de julio de 1930 dará inicio la Primera Copa Mundial de Fútbol en Montevideo, Uruguay. Declaro concluida esta sesión ordinaria- concluyó Jules Rimet, presidente de la F. I. F. A.

Tras la adjudicación del torneo a Uruguay, el Comité Organizador repartió las invitaciones para los 16 cupos para el torneo. Sin embargo, el rechazo continuo de la mayoría de los equipos de países del continente europeo fue sorprendente.

Estos argumentaron su ausencia debido a los altos costos que implicaba el viaje a través del Océano Atlántico y la fuerte crisis económica que había azotado en el último año. Aún cuando los uruguayos ofrecieron solventar todos los gastos involucrados y compensar a los equipos de fútbol profesional por la ausencia de sus jugadores, la mayoría de los países europeos rechazaron la invitación.

Sólo Francia, Bélgica, Yugoslavia y Rumania asistieron a la cita en Montevideo. Francia fue prácticamente obligada a asistir debido a la presión ejercida por Jules Rimet, el cual también solicitó ayuda personalmente al Rey Carlos II de Rumania. El monarca obligó a la participación de sus jugadores, los cuales fueron elegidos al azar personalmente por el rey en una empresa petrolera rumana. El seleccionado de Egipto se anotó para el torneo, pero pidió que moviesen de fecha el comienzo ya que no llegaban a tiempo por culpa del viaje en barco. Finalmente la FIFA no aceptó el pedido y Egipto no pudo participar.

En el continente americano, Uruguay solicitó la ayuda a sus vecinos para organizar el torneo. Aún cuando invitó a todos los países, muchos, como Ecuador, se negaron a pagar la suma de dinero solicitada como apoyo a la organización.

Debido al rechazo de los países europeos principalmente, la Copa debió reducir su número de participantes de 16 a 13. Estos fueron: Uruguay, Argentina, Brasil, Estados Unidos, Rumania, Yugoslavia, México, Perú, Francia, Bélgica, Bolivia, Chile y Paraguay

Para el torneo, la intención de los organizadores era que todos los partidos se disputaran en un sólo estadio, el Estadio Centenario, construido especialmente para el evento, sin embargo, las fuertes lluvias caídas en Montevideo antes de la inauguración del campeonato impidieron que su construcción fuera finalizada a tiempo.

Dada esta situación los organizadores se vieron obligados a buscar otros estadios para celebrar en ellos los primeros partidos. El Estadio Centenario fue oficialmente inaugurado el sexto día de competencia y a partir de ese momento todos los partidos se jugaron ahí.

Lo demás es historia. Uruguay organizó y ganó la Primera Copa del Mundo de Fútbol, tras derrotar en la final al colectivo argentino 4 goles a 2, convirtiéndose en la primera nación que gana, además, como sede un Campeonato del Orbe.

luisParaguay muestra el orgullo de incluirse entre las naciones fundadoras de los Campeonatos del Mundo de Fútbol. En esa ocasión se ubicó en el Grupo C junto a Bélgica y Estados Unidos. El 13 de julio cayó 3-0 ante los estadounidenses, pero 3 días después, el 20 de julio, venció a los belgas 1-0 con gol del centrocampista Luis Vargas Peña. La derrota ante Estados Unidos le impidió al equipo paraguayo avanzar a la segunda fase del evento, solo clasificaba el primer lugar del grupo, no obstante demostró al mundo la calidad que siempre ha caracterizado al fútbol guaraní.

Sin dudas en el ya lejano 1930 comenzó la celebración de la fiesta mundial del fútbol, pero el 8 de septiembre de 1928, hace “apenas” 87 años, marcó el antes y el después en la historia del deporte mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s