“Perdí mi vida en ese incendio”

IMG_4692Con apenas 6 palabras resume, don Miguel Samudio, lo que para él significó la tragedia del Ycuá Bolaños, sucursal Jardín Botánico, el domingo, 1 de agosto de 2004.

“Murió mi hijo Gerónimo, de 35 años, mi nieta Elizabeth, de 13, y Roberta, mi nuera, que tenía 29 años. Ellos nunca iban a almorzar a ese lugar, y ese día fueron. Todo fue terrible. El cuerpo de mi hijo, por ejemplo, me lo entregaron, 4 meses después, totalmente despedazado, envuelto en una bolsa de plástico. La demora, en la morgue judicial, fue porque le tuvieron que aplicar las pruebas de ADN. Estaba irreconocible. Y hace 4 años, el 6 de agosto de 2011, falleció Luisa, mi esposa. Estuvo, desde el 1 de agosto de 2004, en estado depresivo. Ella quería morir, y se fue yendo poco a poco”.

Samudio, actualmente, es el encargado de cuidar el pequeño memorial “Mártires del Ycua Bolaños”, que perpetua la memoria de los fallecidos en el siniestro. El sitio se ubica en los predios, en ruinas, de lo que hasta, hace 11 años, fue uno de los locales comerciales más novedosos de la ciudad de Asunción.

“Siempre estoy acá. Acá estoy mejor que en mi casa. Acá es como estar más cerca de los míos. Acá siento que no se fueron. Acá siento que se han ido solo por un tiempo, y que están esperando por mí. Cada día falta poco para volverlos a ver, y cuando ese día llegue no nos vamos a separar jamás”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s