“¡Y resultó que no fue Rita Montaner!”

Bola de nieve1Leyendo el ensayo, excelente, titulado “Deja que te cuente de Bola”, de la autoría de mi colega Ramón Fajardo Estada, publicación, acoto, de la Editorial Oriente, año 2005, aclaré, sin proponérmelo, un dato que, erróneamente, se instaló en mí, aseguro que en no pocos, por varios lustros.

Resulta que el pianista, intérprete, y compositor Ignacio Jacinto Villa y
Fernández (Guanabacoa, Ciudad de la Habana, Cuna, 11 de septiembre de 1911 – Ciudad México, 3 de octubre de 1971), es reconocido, nacional e internacionalmente, como “Bola de Nieve”, y por varios lustros, como hube de aclarar, se afirmó, al menos así escuché, que el egregio hijo de la “Villa de Pepe Antonio” fue bautizado con el nombre artístico que lo inmortalizó por Rita Montaner, “La única”, que, curiosamente, también vio la luz de sus días en la Villa de Guanabacoa.

A continuación, reproduzco, íntegra y textualmente, las declaraciones del
“Bola”, el 18 de abril de 1958, en la transmisión del espacio “Pablo y sus amigos”, emitida por la emisora “Radio Panamericana, de Lima, Perú, conducido, magistralmente por el señor Pablo de Madalegoltia.

Aseguró don Ignacio que “en el colegio, los muchachos, para molestarme, Bola de nieve3me decían ‘Bola de Nieve’, porque había un personaje en cine, en mi juventud, que le llamaban ‘Bola de Nieve’ y llegaron al colegio un día diciéndome ‘Bola de Nieve’, y yo al que me lo decía le pegaba”.

Años más tarde, en 1962, en una entrevista ofrecida al cineasta cubano Octavio Cortázar, “Bola”, afirmó que sus comienzos en la música no fueron muy halagüeños porque, el 1 de junio de 1924, en la inauguración de cine “Carral”, sito en territorio guanabacoense, donde fungía, tocando el piano en vivo, como musicalizador de películas silentes, desde el público le lanzan, con asombrosa puntería, toda una andanadas de huevos y tomates, al tiempo que le gritaban: “Bola de Nieve, loca”, “Negro gordo”.

Bola de nieve5La confusión respecto a Rita Aurelia Fulceda Montaner y Facenda nombre completo de la vedette (Guanabacoa, Ciudad de la Habana, Cuba, 21 de octubre de 1900 – Ciudad de la Habana, Cuba, 17 de abril de 1957), proviene que, durante la primera gira por tierras aztecas, ella, sabiendo que a Ignacio le habían apodado “Bola de Nieve” en su adolescencia, decidió, por cuenta y riesgo, sin consultar con el aludido a pesar de que conocía que el mismo no era de su agrado, anunciarlo, al público mexicano, con el mote que hasta hoy le acompaña.

En pocas palabras, el nombre artístico de “Bola de Nieve”, alias con el que se reconoce al renombrado músico cubano Ignacio Jacinto Villa y Fernández, aunque mucho se debe a Rita Montaner no fue producto de una idea de esta última, sino de los alumnos que compartían actividades escolares con el hijo de Inés y Domingo, y nieto de “Mamaquica”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s