“Alegrías de Sobremesa”, su mejor aliado

mima y pipoA la dirección de email de mi madre llegó un correo electrónico que la emocionó hasta las lágrimas. Enseguida me lo compartió, y yo, que no soy amigo de perder mi escaso tiempo, me comuniqué con el remitente solicitando su venía para hacer pública, íntegra y textualmente, su vivencia en mi blog. Su respuesta no se hizo esperar, y tras recibir la autorización la comparto con todas y todos lo que se ha convertido en un motivo más para estar orgulloso de mi progenitor y de su encomiable labor como escritor de “Alegrías de Sobremesa” por espacio de 52 años.

Mi nombre es Radamés Echemendía González, y asistí al Aniversario de la Tecla, el 17 de febrero  en el ICAP. La compañera  Nancy Quintana me facilitó su correo, pues conoce que deseo contarle una anécdota personal:

Desde mi nacimiento, en el año 1971, soy una persona  discapacitada físico motor. En diciembre de 1981, comencé a recibir tratamiento médico en la Unión Soviética. En aquel momento, existía poco acceso a lo cubano en el territorio que ahora ocupa Ucrania (distante a más de mil kilómetros de la entonces capital soviética).

Entre las pertenencias que mi madre y yo llevamos durante el viaje, que sabíamos iba a ser prolongado, estuvieron algunos casetes grabados con música cubana, y los sketches de Alegrías de Sobremesa, todo grabado de la manera más rudimentaria.

Para mí, Alegrías de Sobremesa, significó el mejor aliado para luchar contra la nostalgia y la tristeza que siempre me produjeron cada uno de los cuatro viajes que realizamos mi madre y yo a la URSS.

Puedo decir, entonces que con Alegrías de Sobremesa, sus personajes, y con su escritor, mantuve una relación de complicidad y agradecimiento, desde aquellos años, hasta ahora.

Luberta y el programa, para mí significaron y significan, más que un programa humorístico, la cubanía, que su compañero esposo, y el programa ayudaron a mantener viva en el entonces niño de 10 años que fui, en lejanas tierras.

Por eso Siempre agradeceré a Progreso, a su esposo Alberto Luberta, a los actores y al programa, su existencia, cuya desaparición el 23 de enero de 2017, he lamentado profundamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s