Rohayhu, Paraguay… una vez más

rohayhuUna antiquísima frase expresa: “Tal vez la gratitud no sea la virtud más importante, pero sí es la madre de todas las demás”. Consultando archivos, exactamente el sitio Wikipedia, encuentro que lo anterior fue dicho por Marco Tulio Cicerón considerado uno de los grandes retóricos y estilistas de la prosa en latín.

Hoy, 6 de marzo de 2019, acudo a lo dicho por el excelso orador y filósofo romano porque, reitero, hoy, 6 de marzo de 2019 se cumplen 13 de años de que, de la mano de mi inseparable Lissette Pino, arribé a esta vendida tierra guaraní.

Rozo los 3 lustros en nuestro querido Paraguay y solo me resta agradecer o AGRADECER, así en mayúsculas, por los momentos vividos. Doy gracias por esos excelentes amigos, hermanos, que nos han acompañado incondicionalmente. Doy gracias por mis compañeros, eternos desde hace mucho, con el que he compartido labores en los medios de comunicación y ejerciendo la noble función de docente. Doy gracias al maestro Héctor Luis Alvarenga, “Riolo”, amado y admirado, por hacerme partícipe, sin yo tener preparación como intérprete, de las emociones que provocaron tantas noches salseras. Doy gracias a los bailadores muchos de los cuáles aún me preguntan: ¿por qué no regresas a la orquesta? Doy gracias, infinitas, a la editorial Arandurã por esos cuatro hijos que me han ayudado a crear. Doy gracias a Cecilia Rivarola y Cayetano Quattrocchi, a quienes amo a punto de adoración, impulsores de mi obra literaria, por cada voto de confianza y acompañarme en cada letra que publico.

Gratitud especial a Lissette y Jorge, padres de mi ¾ de cítrico, por acogerme como un hijo más. Doy gracias a ellos por sentirme como en casa desde los primeros instantes tras el aterrizaje y paliar los momentos de tristeza por los que están presentes en cada acción pero irremediablemente se añoran en la lejanía.

Afirman, sostengo, que el guaraní en un idioma harto difícil. En mis 156 meses de vida en estas tierras apenas balbuceo vocablos, escasos para mi gusto. No obstante, y con total propiedad itero con humildad: Rohayhu, Paraguay… una vez más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s