Fernando Lugo y su infame misericordia

curas pedofilosEl abyecto pedido de misericordia de Lugo, para con los pedófilos en la iglesia católica, ha provocado delirios de cólera en toda persona que, siendo víctima o no, posea una desafiante dimensión sobre los tantos casos de abuso sexual en infantes protagonizados por clérigos del catolicismo.

¿Misericordia? En efecto, el ex obispo de San Pedro, el ex Presidente de la República, el hoy senador de la República, pide comprensión, lástima, indulgencia para sus ex colegas violadores de niñas y niños.

Tan deplorable petición de Fernando Armindo sucede en la previa del Día Internacional de la Niña, fecha que conmemoramos hoy. ¿Clemencia? ¿Piedad para con esos esos perversos que sin misericordia han ultrajado la ingenuidad infantil de no pocas criaturas imponiéndoles, a edad prematura, designios y caprichos que solo atañen a la adultez?

¿Benignidad solicita cuando esos impúberes además de haber sufrido el resquebrajamiento de su inocencia padecen daños psicológicos irreversibles por tan deleznable  acto?

Es imposible callar ante tan execrable declaración. Las palabras de Fernando Lugo, sin dudas, no son motivo de burlas. Lo emitido por quien ocupó el liderazgo del Poder Ejecutivo del Paraguay entre los años 2008 y 2012 fue acogido cual silenciosa flatulencia expelida, con parsimonia y deseo, en un recinto cerrado.

Y mientras Asunción duerme...El pundonor de un niño, o de una niña, tiene que ser visto como algo sagrado que la sociedad está obligada a velar cual preciado tesoro. El pedido de misericordia es para las víctimas, nunca para los victimarios. El pedido de misericordia, hoy, es para las niñas en su día internacional. Para ellas nuestro compromiso de incondicional protección.

Tapa #1Soy acérrimo defensor de los derechos de niñas, niños y adolescentes, por tal motivo mis 2 novelas, “Por mano propia” y “Y mientras Asunción duerme…”, están dedicadas a las memorias de 3 niñas que en su momento fueron violadas y asesinadas, aunque no por miembros de la iglesia católica: Felicita Estigarribia y Luisa Beatriz y Benedicta, las hermanitas de Caazapá.

Sé que muchos saldrán en defensa de Fernando Lugo alegando fue uno de los mejores presidentes de esta noble nación en la era democrática. Mi respuesta para aquellos que pueden lanzar dardos sobre mí es la siguiente: no cuestiono el lapso de su mandato, solo que es inadmisible que pida misericordia con aquellos que de manera ruin y menesterosa han hendido la candidez pueril violentándola sexualmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s