Díaz-Canel, ¿continuarán muriendo niños?

diazcanelMi intención no es criticar la tardanza de los medios oficiales en dar a conocer, muy escuetamente, la trágica noticia, sino hacer un pequeñísimo análisis del suceso en cuestión: tres niñas fallecieron al desplomarse uno de los balcones, de un ruinoso edificio de la Habana Vieja. En esencia, el deceso de María Karla, Lisnavy y Rocío fue provocado por la desidia gubernamental; por el abandono que, por años, sufre no solo el mencionado municipio de la capital cubana por parte de las autoridades ¿competentes?

Pensamientos retrógrados culparán, como es tradicional, “al criminal bloqueo imperialista” o a los que usted, en cierta ocasión, calificó como “mal nacidos en Cuba” por las campañas que fomentan hacia el Poder Ejecutivo cubano que usted lidera. Por décadas, reitero, han sido las manidas excusas, los gastados argumentos, las absurdas estrategias esgrimidas para justificar situaciones que han enlutado a no pocas familias.

Las pequeñas murieron el lunes, 27 de enero, en horas de la tarde, y ese mismo día, a la noche, usted encabezó la tradicional marcha de las antorchas que, en la ocasión, recordó el 167 aniversario del natalicio de José Martí, el más universal de los cubanos.

¿Así se honra al Héroe Nacional? ¿En esas circunstancias se perpetúa la memoria de quien sabiamente afirmó “para los niños trabajamos, porque los niños son los que saben querer, porque los niños son la esperanza del mundo”? ¿No cree que el fallecimiento de María Karla, Lisnavy y Rocío contrasta con lo exultante de esa actividad que usted lideró?

¿Qué va a suceder? ¿Qué futuro hay para los compañeritos de esas tres niñas que, sin consuelo, hoy lloran sus familiares? Le recuerdo, Díaz-Canel, que el dolor no solo es intenso, sino eterno y que para los allegados de las hoy, trágicamente, fallecidas, no existirá lenitivo alguno que amaine la tristeza por la eviterna ausencia.

¿Seguirán cruzados de brazos sin accionar para de una vez y por todas darle algo de solución al abandono del país? ¿Continuarán sucumbiendo personas, no solo niños,  para así convertirse en víctimas fatales de derrumbes?

Finalizo insistiendo en otra cita de Martí: “Un niño siempre puede enseñar 3 cosas a un adulto. A ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo, y a saber exigir con todas sus fuerzas aquello que desea. Lágrimas, muchas lágrimas, Díaz-Canel, se continuarán derramando porque la incuria estatal les negó la máxima martiana a María Karla, Lisnavy y Rocío.

2 comentarios sobre “Díaz-Canel, ¿continuarán muriendo niños?

  1. Qué grande mi estimado Profesor Aldo Luberta , lindas y conmovedoras palabras , pero más aún ciertas y con una crítica profunda a un gobierno que hace mucho no les importa el pueblo .

  2. Estimado Aldo, se puede decir más alto, pero no más claro. Gracias por ser un hombre de honor y hablar con claridad sobre los problemas de un pueblo que nos importa a muchos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s