Para Jannet no hay “ni una menos” sino “otra más”

donanteSegún historiadores el emperador Napoleón Bonaparte expresó que la grandeza de un hombre no se mide de los pies a la cabeza, sino de la cabeza al cielo. Tuvo razón Napoleón. Y no solo acertó, sino que, a través de los años, personas como Jannet han constatado la veracidad de la máxima.

Jannet que tras la urgente necesidad de Dahiana no titubeó. Tuvo en sus manos darle una nueva oportunidad de vida y así lo hizo. Hoy, Dahiana goza de excelente salud gracias al gesto altruista de Jannet de convertirse en donante de médula ósea.

El año en curso, en el que apenas inicia su primer cuatrimestre, nos ha legado no pocas tristezas. Feminicidios, abusos sexuales, violaciones y asesinatos de niñas… Un sinnúmero de situaciones que han enlutado familias y conmocionado al país.

“Ni una menos”, exige la ciudadanía enardecida e impetuosa en un desesperado gesto de la ola violencia que se ha desatado, fundamentalmente, contra el sector femenino. Y cuan oasis en el desierto aflora la ilusión de “otras más”, cuan Ave Fénix, como expresara José Martí, resurge la esperanza de continuar creyendo en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s