Campeonas del mundo sin perder… ¡Un set!

regla-torresSiempre que alguien refiere a las hazañas del voleibol cubano, en el pasado siglo, rememoramos, indudablemente, los 3 títulos olímpicos, en línea, obtenidos por las inolvidables “Espectaculares Morenas del Caribe”, como bautizara el comentarista René Navarro a la selección femenina de Cuba en el deporte de “la malla alta”.

Las imágenes en las ediciones de los 5 aros en Barcelona’ 1992, Atlanta’ 1996 y Sídney’ 2000 son imposibles de borrar. Ese hito trazado por las chicas de Eugenio George, Antonio “Ñico” Perdomo y Luis Felipe Calderón es bien difícil de igualar, y, por ende, cuasi imposible de superar.

En 1989, 3 años antes al primer título olímpico de las féminas, el voleibol cubano había asombrado al orbe ganando ambas Copas del Mundo. Mujeres y hombres regresaron a la isla con la medalla de bronce, hazaña, hasta donde tengo noticias, no ha podido concretar ninguna otra nación.

Las cubanas ganaron, a partir de 1989, 4 títulos consecutivos en ese tipo de eventos (1989, 1991, 1995 y 1999), mientras que los de “La torre color chocolate” exhiben un único primer lugar, precisamente en 1989, derrotando, en un partido “no apto para cardíacos”, a un equipo de Italia, repleto de jugadores de primer nivel.

Ahora, a las proezas anteriores se suma una que, en lo particular, pienso que debe de estar más presente en los medios de prensa, en les redes, en las remembranzas periodísticas. Sucedió en el Campeonato del Mundo de Voleibol Femenino, celebrado en 1994 en varias ciudades de Brasil, en 1994.

Es meritorio ganar un título del mundo, pero hacerlo, en el deporte de los bloqueos y los remates, sin perder un set resulta entre lo asombroso, milagroso y maravilloso. Quizás en Juegos Centroamericanos, o en Panamericanos, pero en torneo del mundo… ¡Imposible!

Muchos, cuando he comentado lo anterior, me han dicho que no me olvide que era la época del cambio de balón, algo que para dar dinamismo a los partidos fue eliminado a finales de los años noventa. Es cierto que hace más de 20 años todo saque vale punto, no obstante, la hazaña de las alumnas de George y Perdomo, en la cita mundial de 1994, me continúa no solo asombrado, sino emocionando.

Para ellas mi recuerdo imperecedero, mi eterno agradecimiento por las glorias dadas a los fanáticos del voleibol y por hacer recordar los abrazos con mi viejo, muy conocedor del “voly”. Sí, porque por designios del destino cada título, cada remate, cada bloqueo, cada pase… Todo lo disfruté a su lado.

Cuba en el Campeonato Mundial Femenino de Voleibol, Brasil’ 1994:

Ronda eliminatoria

Cuba (3) – Perú (0)                         (15-9, 15-1, 15-5)

Cuba (3) – Holanda (0)                  (15-4, 15-9, 15-10)

Cuba (3) – Azerbaiyán (0)             (15-9, 15-9, 15-12)

Cuartos de final

Cuba (3) – Alemania (0)                (15-9, 15-5, 15-5)

Semifinal

Cuba (3) – Corea del Sur (0)        (15-4, 15-9, 15-5)

Final

Cuba (3) – Brasil (0)                       (15-2, 15-10, 15-5)

Jugadora Más Valiosa: Regla Torres

Mejor Atacadora: Mireya Luis

Mejor Bloqueadora: Regla Torres

Aclaración: La fotografía muestra a Regla Torres, seleccionada como la Mejor Jugadora de Voleibol de siglo XX en el orbe. No corresponde al Campeonato del Mundo de 1994 por lo que la instantánea es meramente ilustrativa.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s