“Finalmente debuté… ¡Como actor porno!”

risas“La vida te da sorpresas/ sorpresas te da la vida”, expresa el coro de “Pedro Navaja”, unos de los tantos éxitos salseros del binomio Rubén Blades-Willy Colón. Y en efecto, exactamente como se escucha, en la noche de ayer, 25 de junio, fui protagonista, accidentalmente, de una jocosa situación.

Aunque no lo crean, en la víspera de mi aniversario 51, que sucederá mañana sábado, día 27, debuté, sin proponérmelo, nada más y menos que… ¡Como actor porno!

Sucede que en el camino para llegar a casa, Lichy y yo, nos pusimos de acuerdo sobre cuál de los 2 entraría primero a bañarse. Ella, tenía una reunión vía ZOOM, con unas compañeras; y yo, clases de Taller de Guión con los Alumnos de la Universidad Autónoma de Asunción.

– ¿Me dejas a mí?

– Por supuesto – le contesté a mi media naranja.

Y así sucedió.

Mi esposa “jugó agua”, como decimos en Cuba, velozmente, apremiada por el tiempo; y yo, le secundé en la acción.

La notebook de trabajo de Lichy está colocada en nuestro dormitorio. Al concluir mi aseo ya ella estaba vestida y en su reunión, por lo que le hice una seña para que desviara un tantito el ángulo de captación de la cámara.

Fuera del espectro focal, y confiado de que no habría problemas, comienzo a cambiarme y…

– Lichy, inclina más tu cámara – sugiere una de las participantes, amiga nuestra por cierto.

Mi esposa cumplió el pedido.

– Un poquito más, por favor.

Nuevamente, mi compañera en la vida, acata la solicitud.

– No es suficiente, un poquito más.

– ¿Qué pasa? – pregunta Lissette sin comprender.

– Es que el espejo del fondo…

No previmos que la luna de cristal ubicada en la puerta del clóset, entiéndase placard, era capaz de jugarnos una mala pasada. Porque desde allí, desde ese dispositivo utilizado para retocar vestimentas y maquillajes, estaba reflejada mi figura tal y como Marcelina Gabina Juana de la Caridad me trajo al mundo un día como mañana del año 1969.

En los últimos estertores de mis 50 “junios” ciudades como Asunción, Encarnación y Areguá pudieron advertir las púdicas siluetas que como joyas valiosas he resguardado, para la opinión pública nacional e internacional durante tantas décadas de vida.

Lichy se sonroja de vergüenza; yo, por mi parte, no me queda otro remedio que reír divertido…

¡Es una anécdota más al rosario que atesoro!

Un comentario en ““Finalmente debuté… ¡Como actor porno!”

  1. Jajsjja jajaj la vida te sorpresas felicitaciones excelnte debut
    El espejo Jajsjja gira un poquito más pero era para no ver más Jajsjja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s