“¿Incitando a la violencia, señor ‘Pachy’ Espinosa?”

Señor:

Me dirijo a usted con el apodo que se le conoce y su apellido con el mero objetivo de deslindar su persona del ‘Pachy’, al menos para mí, más grande que ha visto nacer la provincia Granma: Wilfredo Salvador Naranjo Verdecia, ‘Pachy’, Premio Nacional de Música’ 2011, director de la legendaria orquesta “Original de Manzanillo”.

Llevo años vinculado a la radio cubana. Aun cuando hace casi 3 lustros que resido en el exterior, las cuestiones de ese medio en nuestra querida isla, que como se afirma tan manidamente me vio nacer, no me son ajenas.

Mi labor me llevó a conocer prácticamente, excepto Guantánamo, todas las provincias del caimán; y, por fortuna, pude saludar y reconocer la labor de innumerables profesionales, y, por ejemplo, hacer realidad el mito de que muchos de los mejores locutores, y narradores deportivos, de Cuba han surgido en las provincias de Ciego Ávila y Camagüey; aunque, también reconozco que otras localidades han aportado voces recordadas e imborrables.

No deseo mencionar nombres. Sería injusto comenzar a nombrar y que un colega quede excluido de mi lista. Son muchos los artífices de la voz que son parte indisoluble de la historia de ese medio, tan familiar para mí, en las fronteras de la mayor isla del archipiélago antillano.

Los gazapos también son innumerables. Unos más  divertidos que otros, han pasado de generación en generación, sobre todo para los que hemos dedicado la existencia al quehacer radial. Desde “en la isla de MADASCAGAR” en Radio Reloj, hasta “MARÍA LA NEGRA azota las costas de Sudáfrica”, o, “doctor, ¿qué arrojó la AUTOPISTA aplicada al cadáver?”, o “falleció el gran Xavier Cugat, que se CAGÓ 4 veces antes de morir, y de esos matrimonios nacieron sus hijos…”.

En el buen decir de Sindo Garay, los errores al aire han sido “tantos que se atropellan”; pero, señor ‘Pachy’ Espinosa, una cosa es el error, el equívoco involuntario, el lapsus que se nos escapa de las manos, algo que cualquiera comete, hasta el más renombrado, y otra es incitar a la violencia, como lo hizo usted.

Tiene razón en algo: a Lisbán Correa no se le debió haber lanzado; lo más fácil sería otorgarle 4 bolas malas, o, su defecto, enviarlo directamente a la primera base, pero, ¡repito el “pero” nuevamente!, eso de comentar al aire que era preferible darle un pelotazo es, en cualquier punto geográfico, incitar a la violencia.

Los grandes locutores, narradores deportivos, trascienden no solo por su voz o por su conocimiento del tema que abordan, sino por la ética profesional; y en la ética, profesional se enmarca saber proyectarse con deferencia y comentar con cortesía.

Solo así los grandes se han hecho grandes.

Tuve una efímera e intrascendente carrera en el béisbol. Comencé por una posición tan difícil como la receptoría, inspirado en Pedro Medina, Juan Castro y el japonés Tadanori Murakami. Fui discípulo de varios profesores, y, le confieso, que nunca, señor ‘Pachy’ Espinosa, nunca los vi indicar un dead ball, acto que se escuda en una tamaña cobardía, para eliminar de su turno al bate a un determinado jugador.

He escuchado mucha radio. Soy industrialista, de cuna por mi abuelo y mi viejo, y cazo, sobre todo porque resido en el exterior, los partidos de los azules narre quien los narre, y le confieso, nuevamente le confieso, que nunca, repito el nunca, escuché a ningún colega sugerir, o hacer un comentario tan detestable como el suyo que, reitero, incita a la violencia.

Por si usted no se ha enterado, señor ‘Pachy’ Espinosa, el FAIR PLAY existe, y es de caballero, es ético, fomentarlo desde cualquier puesto de trabajo, más aún si de medios de comunicación se trata, que con justeza son considerados como el cuarto poder (Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y Poder Judicial).

No olvide de que así lo han hecho los grandes.

Mi intención no es exigirle una disculpa pública, porque, sencillamente, sé que no lo va a hacer. Tampoco es salir a defender a Lisbán Correa por su condición de jugador de Industriales. Solo deseo hacerle reflexionar para que, en un futuro, no recurra al argumento de proponer un deab ball. Un pelotazo a 90 millas o más puede cercenar la carrera deportiva de cualquiera, o, en el caso más extremo, provocar su deceso. No olvide que no debe incitar a la violencia; el béisbol, el tan maltrecho béisbol de Cuba, y duele reconocerlo, necesita de personas que lo impulsen, no de quienes se empeñan en opacar su imagen.

Respetuosamente

Aldo Luberta Martínez

Asunción, Paraguay

5 comentarios sobre ““¿Incitando a la violencia, señor ‘Pachy’ Espinosa?”

  1. Magnífico Aldo. También nos hemos hecho eco de esto. Si usted tiene la opción, completamente sin violencia, de tirar 4 mañas y mandar para primera base, caramba, decir que es preferible golpear a un bateador, es cuando menos, una irresponsabilidad mayúscula. Eso, sin contar que lo que realmente debió decir fue…ud ( refiriéndose al pitcher) lo que tenía que hacer es dominar al bateador, con lanzamientos incómodos, sin golpear, eso es ser un pitcher de calidad. Lo demás es solo bravuconería barata y muestra más que dos cosas: cobardía y violencia. Un saludo.

  2. Como existen personas mal intencionadas, lo que pasa es que a Pachy , se le escapó esa; pero si lo conocieran estarían ante un hombre humano y cordial, uno de los seres más querido en toda Granma y más allá.
    Dejen de hechar leña al fuego , al que muchos consideran de los mejores narradores de béisbol que tenemos.
    También somos Alazanes y estamos acostumbrados a nuestras cargas de caballeria como a entonar nuestro himno de Bayamo.
    Nosotros no formamos aspavientos por cosas como esas.
    Fíjense que si se pudiera elegir un candidato a Presidente del país y se recogiera a Pachy muy difícil, sería quitarle la presidencia.
    Cosas más terribles a cometido otros y siguen ahí , con sanciones minúsculas, pero esos son de La Habana.
    Cuba está dividida ya , no es lo mismo que un oriental se equivoque , a que se equivoque un bananero.
    Yo vivo en la Cuba de Oriente

    1. Yo conozco a Pachy desde que era la pareja de Terencio. Mi comentario para nada es mal intencionado, ni tampoco hago alarde de ser de La Habana. Mucho menos pido que se sancione. No dónde usted lo leyó

  3. Están haciendo una tormenta en vaso de agua. En ningún momento dijo q había q darle un pelotazo. Dijo q había q pitchearle pegado, porque si le pitches a afuera se corria el riesgo de q diera un HR. Y si pitcheandole adentro, se le daba un pelotazo; era preferible eso a q diera un HR.
    Luberta, escuche nuevamente la grabación sin usar los audífonos azules.

    1. Amigo Manuel, reciba mis saludos cordiales. Mi comentario va más hacia una reflexión sobre el momento en que tenemos un micrófono delante. Si se puede dar cuenta ni ofendo, ni ataco a nadie. No obstante, asumo su propuesta: me quito los audífonos azules, y espero por unos de la zona del oriente. Saludos reiterados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s