“Hija, esposa, madre, abuela… Maestra de Juventudes”

Cuando el 17 de agosto de 1961 comenzó, en funciones de copista de libretos, no imaginó el cúmulo de emociones que atesoraría en las siguientes décadas. Ni la pitonisa más pitonisa, ni la médium más médium, hubiera sido capaz de augurar una carrera tan exitosa y prolífica en premios y reconocimientos, nacionales e internacionales.

Ella, la hija única de Esperanza y Armando, la esposa de Alberto Damián, la madre del cuco, obviamente la mía, la abuela de Aldito y Albertico, la suegra de Dunia y Lissette acaba de ser merecedora del premio “Maestro de Juventudes”.

¡Tanto orgullo por ese reconocimiento que me cuesta, por la emoción, continuar escribiendo!

No es un premio más, es el significado de una profesión que nunca, absolutamente lo afirmo, nunca ha dejado de estar al lado de los jóvenes realizadores. Siempre con una sonrisa, con un consejo cuasi materno (No solo para sus retoños), o un responso de madre preocupada (No solamente para sus vástagos, que, lo confieso, fui objeto de no pocos).

Ejemplo de superación y tenacidad. Poseedora de una fuerza de voluntad asombrosa, hace que experimenta hacia mi madre una admiración sin límites.

 “Esto no tiene que ser secreto para mí”, me dijo, en 1999, rozando los 60 años de edad, cuando por vez primera se sentó delante de una máquina computadora. “Me sumo a lo que venga y eso me mantiene activa y útil”, me repite, sobre todo desde el 23 de enero de 2017, cuando se apagó la vida terrenal del tronco de la familia Luberta Martínez.

Así es Caridad Martínez González que, a sus 76 años, continúa descubriendo mil motivos para continuar creando. “Aldo, me cuido en la cuarentena. No salgo, porque si salgo me contagio y tengo el 1 en la fila, pero estoy tutorando 2 tesis de la universidad, y leo, leo mucho. Hay libros que me los he vuelto a leer por segunda ocasión”.

Me regocija que no solo la familia le profesa una rayana adoración cual efigie santoral. Me complace que, no pocos colegas, me adviertan que “no solo es la mamá de ustedes, lo es de nosotros también”. Me alboroza que, a pesar de que pueda tener detractores, la mayoría de los congéneres le llaman, respetuosamente, MAESTRA.

Y ahí está. Camino a los 77 “febreros”, dando guerra desde 1944, luchando enconadamente contra la diabetes y la hipertensión, siendo reconocida, con justeza, como MAESTRA DE JUVENTUDES.

¿Le cuento algo?

Estudié Medios Audiovisuales de Comunicación, en el Instituto Superior de Arte de Ciudad de la Habana. Cuando iba a comenzar el tercer año, correspondía la asignatura de Taller de Radio. Eran 2 los profesores: Caridad Martínez y Enrique Domínguez. El listado de alumnos se dividía en 2 grupos de estudio, y por la letra de mi primer apellido, “L”, correspondía a Caridad impartirme clases. Entonces la autora de mis días, muy cariñosamente, le dijo al “profe” Enrique: “Llévatelo tú. Bastante tengo con soportarlo en la casa”.

Entre risas siempre recordamos la anécdota, y aunque me evadió como alumno siempre ha sido una de las mejores maestras que he tenido en mi andar por la vida.

Gracias, mamá, estoy muy orgulloso de ti.

3 comentarios sobre ““Hija, esposa, madre, abuela… Maestra de Juventudes”

  1. Querido Aldo, me has hecho llorar como tantas veces con tus escritos. Gracias por tan lindas palabras.

  2. Aldo, creo que es bueno hacer una aclaración. Cuando estabas en tercer año, lo de que tenía bastante con soportante en la casa fue una broma. La realidad era que me parecía que si había dos profesores lo lógico que otro te diera clases. Cuando, en el curso siguiente, tu hermano cursó el tercer año también fue alumno de Enrique y no mío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s