“Freddy Ferrer Hernández, un obligado réquiem”

Alguien dijo, no recuerdo quién, que el ser humano es un ente contradictorio porque nacer no pide, vivir no sabe y morir no quiere. Sin embargo, y me detengo en la última reflexión, no es el hecho de que el ser humano no desee el descanso final, sino que los seres humanos, en su gran mayoría, no deseamos el deceso del prójimo, mucho menos si este pertenece al excelso grupo de imprescindibles que cada  persona entroniza en un lugar privilegiado de sus más puros sentimientos.

La noticia era esperada, pero nos conmovió. Freddy Ferrer Hernández, uno de los empíricos pedagogos más egregios que he conocido, nos dijo adiós para siempre.

Dolió saberlo.

Tres meses atrás, el domingo 20 de diciembre de 2020, un grupo de sus exalumnos lo visitó en su casa. Freddy no se encontraba bien de salud, y le transmitieron esa dosis de alegría que necesitamos cuando se acerca el punto en que la vida terrenal da paso a la existencia espiritual desde una desconocida dimensión.

Soy parte de esas generaciones de alumnos que estuvimos bajo su noble égida en la Escuela Militar Camilo Cienfuegos. Soy de los que agradece al mayor Freddy Ferrer Hernández sus regaños y resabios, su cariño y su dedicación. Soy de los que lo ha mantenido vívido en las casi 4 décadas que han transcurridos desde que escuché, por vez primera, la orden de ¡FIRMESSSSSSS!, expresada con su inolvidable timbre. Soy de los que se enorgullece que su noble personalidad sea parte de mi historia desde 1984.

La noticia, repito, era esperada, pero nos conmovió.

En su último saludo para conmigo, me hizo saber que me recordaba y que quería verme.

No pudimos darnos el tan anhelado abrazo, por ese motivo me entristeció tanto saber que la humanidad, al menos la nuestra, no podrá contar nunca más con su indispensable presencia.

Hoy visto imaginarias charreteras rojas que lucen la imagen de Camilo Cienfuegos y un ajado uniforme de campaña, para enviar a Freddy Ferrer Hernández mi abrazo de sempiterna gratitud.

Eterno descanso para usted, Mayor. Quede tranquilo, demasiadas buenas razones existen para que continúe guiándonos.

2 comentarios sobre ““Freddy Ferrer Hernández, un obligado réquiem”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s