¿Apátridas?

Es uno de los improperios más injustificados de los que somos blancos, nosotros, los que vivimos fuera de las fronteras cubanas, o aquellos que, por cuenta y riesgo, continúan residiendo en la isla.

Según el diccionario de la Real Academia Española, APÁTRIDA, es la persona poseedora de la nacionalidad de un Estado que ha desaparecido y no se creó en su lugar ningún Estado sucesor; es el individuo que ha perdido la nacionalidad por decisión gubernamental o pertenece a alguna minoría étnica o de otra índole a la cual el gobierno del Estado donde ha nacido le deniega el derecho a la nacionalidad; son aquellos seres humanos que han nacido en territorios disputados por más de un país; y, finalmente, podría existir una combinación de dos motivos: Son los residentes en varios estados mutuamente limítrofes y les niegan la nacionalidad propia.

Todas las situaciones anteriormente citadas son merecedoras del calificativo APÁTRIDA, pero, bajo ningún concepto se aplica a aquellos que, por una causa u otra, se convirtieron en migrantes; ni en aquellos que sin convertirse en seres migratorios se oponen, bajo el derecho universal de la libertad de pensamiento y expresión, a una determinada ideología.

Patria es humanidad, afirmó, certeramente, José Julián Martí Pérez, el más universal de todos los cubanos. La tierra es un solo país y la humanidad, sus ciudadanos, dijo Bahá’u’lláh, profeta de la Fe Bahai…

Entonces, ¿por qué denigrarnos calificándonos de APÁTRIDAS?

Para la embajada cubana en Asunción, liderada por el ¿señor? Francisco Fernández Peña, y sus acólitos lo somos; como también somos GUSANOS, LUMPENS, MERCENARIOS, VENDEPATRIAS, PAGADOS DEL IMPERIO, ¿LACAYOS?…

Nada más lejos estamos de esos improperios.

Ya lo he dejado en claro anteriormente.

¿GUSANOS? No.

¿LUMPENS? Tampoco

¿MERCENARIOS? Ni soñar.

¿Vendepatrias? Craso error.

¿Pagados del imperio? Lejos, lejos…

¿Lacayos? Frío, frío…

¿Apátridas? Otra imbecilidad de quienes apoyan el fascismo en la isla y trastocaron, o quisieron trastocar, los vocablos PATRIA y REVOLUCIÓN: No somos apátridas señores, porque en lugar de una, tenemos dos.

Rohayhu, Cuba y Paraguay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s