La censura y el ejercicio del miedo

Celia Cruz, Heberto Padilla, Guillermo Cabrera Infante, Gloria y Emilio Estefan, Arturo Sandoval, Paquito D’ Rivera, Alexis Valdés… Y aunque la lista es extensa, menciono a destacados artistas cubanos que sufren, algunos a pesar de la partida definitiva, la censura en la tierra donde nacieron.

En 1992, ¡puedo asegurar que fue en 1992 porque había comenzado profesionalmente como realizador de sonido en la cabina de transmisiones de Radio Progreso!, Silvio Rodríguez mediante, se escuchó, después de mucho tiempo, la voz del cantante boricua José Feliciano, prohibido, hasta entonces, en los medios de comunicación de la isla.

El hecho fue recibido con extrema alegría. “Se abren las puertas”, pensamos; aunque, y me incluyo, también cuestionamos el porqué del ostracismo.

La censura en Cuba continúa siendo una dantesca herramienta para cercenar la libertad de expresión. Inexplicablemente, por ejemplo, a raíz de las manifestaciones de la población exigiendo libertad, escuchando la entrevista a una oficial del Ministerio del Interior quedé perplejo, anonadado, tristemente pensativo.

La señora, de la que no recuerdo el nombre, afirmó que el grito de “Patria y Vida” sería considerado como instigación a la violencia y, por ende, el que ose en expresar públicamente la frase se le aplicará el peso de la justicia.

¿Por qué?

¿Qué daño hace el tema, que se ha convertido en un himno?

El que desee gritar “Patria o Muerte”, ¡bienvenido sea, que lo haga!, pero que se respete el derecho de quien prefiera exclamar “Patria y Vida”.

La canción “Patria y Vida” ha tomado niveles insospechados de aceptación. Es un cántico recurrente que nos impulsa, a cubanos y foráneos, dentro y fuera de la isla, a reclamar lo que hace décadas se nos tiene negado: LA LIBERTAD. Y es un derecho muy personal hacerlo, o no.

¿A qué le teme el gobierno de Miguel Díaz Canel?

¿Acaso el ingeniero no se da cuenta de que independiente a la censura, y por derecho propio, “Patria y Vida” ya es propiedad de muchos de sus compatriotas?

¿Es difícil entender que “Patria y Vida” hizo añicos las intenciones de convencimiento de “Patria o Muerte Por La Vida”, el tema que asegura que a la revolución cubana le quedan 62.000 milenios?

¿Por qué tanto odio en la censura?

Y como mismo formulo la interrogante, ofrezco, si me lo permiten, una sencilla respuesta: Por miedo; porque la censura, la censura injusta, la misma que, insisto,  destroza y convierte en cachos minúsculos los sueños artísticos, es parte del ejercicio del miedo.

¡Patria y Vida!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s