Con un llanto incontenible

Aquel fue producto de la casualidad.

Se suscitó en los meses de septiembre u octubre de 2004, no recuerdo, en una de mis tantas visitas a los predios del Centro de Entrenamiento de Alto Rendimiento “Cerro Pelado”. Yo aguardaba la concreción de una entrevista para mi programa “Estrellas y Antorchas”, lo vi venir y con respeto le expresé mi admiración hacia su emergente figura.

En breves minutos me hizo saber la inconformidad sobre el quinto lugar obtenido en los Juegos Olímpicos de Atenas, los primeros en su currículum vitae, y el orgullo por la medalla de bronce conquistada por su hermano, el pugilista Michel López, en la división de más de 91 kilogramos, en la cita griega.

“Éxitos, campeón”, le deseé; “vamos por más, hermano, y dale un abrazo al viejo tuyo, ese sí es un campeón de verdad”, fue la frase que sirvió de colofón a su humilde despedida.

Reconozco que por años consideré como irrompible la hazaña impuesta por el también luchador grecorromano ruso Alexandr Karelin. Sus oros olímpicos en Seúl’ 1988, Barcelona’ 1992 y Atenas’1996, y su medalla de plata en Sídney’ 2000, daban muestras de que los amantes al deporte estábamos presenciando a un gladiador de otra galaxia.

¡Cuán equivocados estábamos!

Beijing’ 2008, fue el inicio, Londres’ 2012, la sospecha; Río de Janeiro’ 2016, la esperanza; Tokio’ 2020, la confirmación… La reafirmación de que el nacido en las occidentales tierras de Pinar del Río se entronizó, para la eternidad, en el altar olímpico como el mejor en la historia de su disciplina relegando a un segundo plano las cifras de Karelin.

“Creo que la tiene difícil. El georgiano es duro”, me comentó ayer un entrañable amigo, muy conocedor de las disciplinas deportivas. “Todos son duros, pero este es más duro que todos los otros”, acoté, más en serio que en broma.

Hoy el amanecer tuvo otro matiz, porque este 2 de agosto es diferente.

Él ganó su cuarta medalla de oro olímpico y ahí comencé a llorar inconteniblemente inevitable.

Majestad, el mundo se rinde a sus pies.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s