Lejos, muy lejos de la burla

“Podéis quitarme mi hacienda, mi patria, mi fortuna e incluso —como estáis al hacer— mi vida. Pero hay una cosa que no podéis quitarme: ¡el miedo que tengo ahora mismo!”.

La frase, anteriormente citada, pudiera parecer irrelevante, sin embargo, si se analiza en su contexto real es capaz de estremecer al más frívolo de los seres humanos: Fue expresada, en el marco de la Guerra Civil, por el escritor español Pedro Muñoz Seca, el 28 de noviembre de 1936, ante el pelotón de fusilamiento que, segundos después, sería el encargo de elevar su alma hacia otra dimensión.

¿Humor negro?

En lo absoluto.

Es estrictamente verídica, y, una vez más, pone de manifiesto que el ser humano, aún en las condiciones más extremas, se anima a dar muestras de gracejas ocurrencias.

La vida contemporánea, prácticamente, no ofrece fronteras.

Los avances tecnológicos permiten que, por ejemplo, yo, cubano radicado en tierras paraguayas, puedo consumir, en tiempo real o diferido, propuestas audiovisuales de cualquier parte del mundo, ¡hasta de Corea del Norte!; por ese motivo suelo dar seguimiento a las producciones televisivas, en este caso, ofrecidas en las grillas de programación de mi país natal.

Con ansias aguardé el primer capítulo de la SITCOM, o comedia de situación de 12 capítulos, “Al habla con los muertos”. De un excelente guionista, de un director laureado, de un grupo de primeros actores, de un gran equipo de producción y realización, de un contagioso tema de presentación, esperaba lo que se concretó posteriormente: Un planteamiento de excelente factura.

Con el primer miércoles de emisión, ¡y así lo hice saber! quedé muy complacido. Me resultó interesante la exposición de la trama, lo dinámico de los diálogos y la dirección de actores, crucial si de dramatizados se trata.

Sin ánimo de comparar y salvando la distancia y la época, recordé, con beneplácito, aquellas series humorísticas inglesas de los años setentas y ochentas como “Papá, querido papá”, “Un hombre en casa” y su secuela convertida en “George y Mildred”, gustadas producciones que si bien nunca consiguieron, no lo consiguen porque con frecuencia busco los episodios en las plataformas digitales, que me desternillara de la risa, al menos me arrancaron una sonrisa no forzada.

“A mi viejo le hubiera gustado ver la serie”, y evoqué con nostalgia a mi progenitor un verdadero genio del humor respetuoso, sensato, pulcro y responsable. Y, por consiguiente, recordé su máxima: “Yo no escribo chistes, sino situación de humor”.

Si existe una labor harta difícil es la de hacer reír. “Quien bien te quiere te hará llorar”, afirman unos; “quien bien te quiere te hará reír”, aseguran otros en contrapartida, destacando, así, lo engorroso que le resulta el trabajo a un humorista.

Cualquier programa de radio o televisión, cualquier propuesta cinematográfica o puesta teatral, cualquier publicación impresa, puede gustar o no. Cada espectador es diferente, porque diferentes son los gustos estéticos, pero es un despropósito insano atacar un programa, esgrimiendo malintencionados criterios, y me refiero específicamente a “Al habla con los muertos.

“Es una burla a la situación”, “se ríe de la COVID”, “no tuvieron en cuenta los fallecidos por coronavirus”, “seguro que a ninguno de los del equipo se le murió un familiar en la pandemia”…

Comprendo que las circunstancias actuales, a nivel mundial,  son espinosas y complejas, lo que provoca que la sensibilidad esté, más todavía, a flor de piel, no obstante, se debe de ser más responsable en cuanto a criterios.

Aplaudo la crítica, la defiendo si se sostiene desde una base argumental sólida, pero en mi esencia está la no aceptación de las injusticias.

Se debe de asumir “Al habla con los muertos” como una propuesta audiovisual, nunca, NUNCA, por favor, como una burla a la COVID-19. La intención es noble y no admite segundas lecturas.

2 comentarios sobre “Lejos, muy lejos de la burla

  1. Muy bueno el comentario. El cubano sin generalizar ha perdido el sentido del humor, no distingue el humor inteligente. Yo felicito a todo el colectivo y les deseo muchos éxitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s