El pobre Francisco presenta… Capítulo III “Deseo”

El recién llegado, agotado por el intenso calor, dio unos breves pasos y se detuvo ante el portón.

-Debe de ser aquí – meditó unos segundos –. Sí, es aquí –. se convenció tras identificar en lo alto de la edificación su enseña patria, y accionó el timbre solicitando la presencia de los representantes de su país.

Dinggggg Dongggg…

Escuchó y nada. Tras unos minutos sin recibir respuesta, repitió la acción.

Dinggggg Dongggg…

Volvió a escuchar.

-Anaaaaaaaa – gritó una voz masculina, muy grosera e imperativamente, desde el interior de la casa –. Atiende que estoy en el bañoooooo.

-¿Y qué tú quieres que yo haga?

-Te pido que atiendas…

-Lo siento, mi amor, lo siento. ¡Quién te mandó a comer tanto en el lugar ese que fuiste el sábado pasado donde te vio la comunidad de revoltosos y vendidos al imperio por la fotografías que te tomaron! Fue tanta tu “jartera” y tu bebedera que todavía te duran las descomposiciones de estómago – y la respuesta retumbó en el vecindario, expelida, obviamente, en no muy buenas maneras.

-Dilo más alto para que se entere el barrio…

-Me estoy pintando las uñas. El que llegó que espere.

-Él en el baño y ella pintándose las uñas – pensó burlón quien aguardaba por ser atendido –. Da la impresión de que están en la Loma del Burro, en Carraguao o en Pogolotti. ¡Qué chusmería tan poco diplomática! –. y rompió a reír divertido.

Unos veinte minutos después el portón se abrió de par en par y la imagen de un decaído pobre Francisco apareció en el umbral.

-¿Qué desea? – preguntó secamente sin  mediar saludos.

-Buenas tardes – señaló risueño el interlocutor.

-¿Qué desea? – repitió la interrogante el pobre Francisco.

-¿Está apurado? ¿Todavía tiene necesidad de acudir al baño?

-¿Qué desea, señor? – reiteró el pobre, y alicaído, Francisco, haciendo ver que sus descomposiciones no solamente eran estomacales –. Acabe de decir qué es lo que desea.

-Vengo a buscar información sobre los requisitos que se necesitan para…

-Vino por gusto – interrumpió el funcionario haciendo valedera su paupérrima educación –. En la página web está toda la información.

-¿Entonces?

-Ya le dije que vino por gusto.

-Vengo de lejísimo, por favor. Llamo y llamo por teléfono y nadie me atiende…

-¿Usted es sordo?

-No, claro que no soy sordo.

-Entonces no insista – replicó el pobre Francisco saboreando con antelación su supuesta victoria – ¿Usted sabe buscar en una página web?

-Supongo que sé buscar en una página web, señor – respondió sarcástico y haciendo acopio de paciencia el connacional del pobre Francisco –. Soy ingeniero informático.

-Entonces no hablemos más. Váyase y busque en la web – finalizó el pobre Francisco –. Cuando tenga los documentos de rigor, regrese y con gusto le atendemos.

-Gracias, señor – acotó burlón quien, por voluntad de su interlocutor, acudió en vano a hacer sus gestiones –. Le deseo buenos días, y mucha, mucha patria, y mucha, mucha vida.

-El pobre Francisco enrojeció de ira. No podía dar fe de lo que acaba de percibir por el sentido del oído. “Esa frase de porquería”, como tantas veces la había calificado, le movía los sentimientos. “Patria y vida”, caviló, “se atrevió a decir en mi cara Patria y Vida”.

-Mire, señor – rebuznó el pobre Francisco enfurecido – Yo también le deseo patria. Le deseo mucha patria y…

-¿Muerte? – agregó con chanza el recién llegado – ¿Me va a desear la muerte?

El pobre Francisco enmudeció.

Gracias por desearme, entonces, mucha patria y mucha vida – concluyó el experto en ciencias técnicas – Y despreocúpese que no le molesto más. Busco en la web los requisitos, como tan gentilmente me recomendó, y regreso cuando tenga todo. Puede regresar al baño con tranquilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s