La otra rebelión en la granja

31 de diciembre de 2021, 10:00

-A él… A él– gritaba el resto de los animales complacidos en presenciar las últimas horas del autócrata–. Por favor, líbrennos del mal.

Napoleón, el cerdo que por años había dictaminado– a su antojo– lo que estaba autorizado, o no, en la granja, chillaba con todas fuerzas.

A pesar de poseer gran tamaño y peso Napoleón era incapaz de controlar a aquellos cinco desconocidos. Juan le agarraba las patas traseras, Pedro las delanteras, Celedonio apretaba fuertemente su cuello, Anacleto estaba sentado sobre su vientre, y Sinforiano terminaba de afilar un largo cuchillo.

-¡Es un abusador!– gritaban con fuerza los ex esclavos de Napoleón– ¡Mátenlo! ¡Mátenlo! ¡Mátenlo!

-¡Tengan piedad de mí!– rogó llorando el detestable cerdo.

-¡Para un miserable no puede haber piedad!

-¿La tuviste alguna vez con nosotros?

No había dudas de que Napoleón estaba viviendo el ocaso de su cerda existencia.

-¿Puedo hacer una pregunta?– gritó lastimero–. Es mi última voluntad.

-Una pregunta, Napoleón– advirtió Sinforiano blandiendo el cuchillo y listo para la estocada mortal–. Ni dos, ni tres, ni cuatro. Y no llores más que de esta no te salvas. Ya el búho te dio la extremaunción.

-No entiendo nada. ¿Por qué me hacen esto? – preguntó Napoleón sollozando.

-¿No te das cuenta? Hoy es 31 de diciembre.

-Pero dijeron que este fin de año no habría carne de cerdo; que la gente va a comer cualquier cosa pero cerdo no porque los precios están por las nubes. Por eso yo estaba contento. Mi carne, por primera vez, tenía algo de valor y a nosotros los cerdos nos iban a dejar tranquilos.

-¿Qué piensas marrano de los mil demonios? – agregó irónico Juan ante las carcajadas de sus acompañantes –. ¿Estás demostrando que siempre has sido un creído imbécil? A ti no te va a comer la gente común, tú vas directo a la mesa del Presidente de la República.

-¿Y las langostas? ¿Y los camarones?

-¿Piensas que van a faltar en la mesa del Presidente de la República? Son el plato de entrada, y tú el plato fuerte.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s