«Sudor»

El padre reprendió severamente a su hija de apenas doce años.

«Aún nadie sabe; todavía es un secreto porque no sé cómo mis padres van a tomar la noticia: quiero ser reconocida por mi esfuerzo, por el sudor de mis piernas» escribió la niña en su diario personal al que el progenitor accedió por obra de la casualidad.

-No quiero escuchar explicaciones– vociferó –. ¿Qué es eso del sudor de tus piernas? ¡Una falta de respeto! ¿Nosotros te hemos enseñado eso? ¿Quieres ser como esas de tu edad que tienen hijos y no saben quién es el padre? ¿Alguna de las mujeres de esta familia se dedica a…– se interrumpió molesto y con la mano en alto. Resopló con ira contenida–. Ve a tu cuarto y enciérrate que estoy a punto de…

Una década después.

-Señor, señor, ¿me permite unas palabras?

-Por supuesto, será un placer.

-¿Feliz?

-Extremadamente feliz.

-¿Qué experimenta usted al ser el padre de la primera campeona olímpica de la maratón en la historia de nuestro país?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s