«Mi papá, mi hijito y yo»

¡Aquella tarde enmudeció la cabina de transmisión de Radio Progreso!

María Antonia Álvarez, la directora de cada emisión– mi memoria viaja a los primeros meses de 1993– nos había comentado que César «Pupy» Pedroso visitaría la «Discoteca Popular», espacio que se emitía, o se emite, entre las 03:00pm y las 06:00pm, y donde me desempeñaba como realizador de sonidos los días en que el desaparecido Juan Esteban Nápoles, operador oficial del programa, le correspondía descanso.

En la entrevista, nos adelantó María Antonia, el insigne pianista iba a referirse a un número de su autoría que es parte, porque todavía forma parte, de «Azúcar», la última de las producciones discográficas de la orquesta «Van Van» de ese entonces.

La plática, conducida por Víctor González Medina, se mostró con dinamismo y alegría, cualidades tan características en la personalidad de «Pupy».

Entre sonrisas, risas y carcajadas, contó sobre su infancia, su familia de músicos– Julio, su abuelo; César «Nené» Pedroso, su padre; y su tío, «Pío Escaparate» – sus inicios en «Van Van» y… ¡entonces enmudeció la cabina de transmisiones de Radio Progreso!

«Pupy» habló de su tema «Con el destino no se puede».

«Lo escribí inmerso en una gran tristeza. Se lo dediqué a mi hijo Jusette que falleció hace unos meses. Era el niño que muchas veces se le vio con la orquesta bailando y tocando maracas en el escenario. A él está dedicado el tema, y tal como se escucha en la canción su padre va con él y él va conmigo».

Nos dolió a todos conocer la génesis de la pieza musical, pero también la entereza de «Pupy». Se refirió su hijo con suma tristeza, con voz entrecortada, pero sin lágrimas, sin llanto…

«Tengo que tenerlo presente con alegría porque para ese niño solo existía la alegría», y agregó al concluir: «desde su fallecimiento en mi persona viven tres músicos: mi papá, mi hijito y yo».

Hasta siempre, maestro, hasta siempre.

Danos la fuerza que mantuviste hasta en los momentos más difíciles.

Observación: Leí en una publicación que el motivo del fallecimiento del pequeño Jusette, en el momento de su muerte tenía once o doce años– y disculpen si yerro, mi memoria a menudo suele ser escuálida– fue un accidente de tránsito, pero estoy casi seguro de que el dato anterior es un error. En la entrevista, «Pupy» no aclaró la causa de muerte– y, obviamente, Víctor tampoco indagó– pero él se hizo acompañar de uno de sus hijos y nos comentó que el niño perdió la vida como consecuencia de Leptospirosis.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s