«Luberta, es que tú eres como una dolencia»

A finales de los ochentas no se manejaba la frase «guajiro natural».

Fue a principios del año 2.000 que «Polo Montañez» popularizó el tema, incluido en el disco homónimo, pero de haberlo hecho entre 1987 y 1988, Misloy Lazo Bernal se habría apoderado de ella.

Desde los primeros minutos en la escuela interarmas «Antonio Maceo» entablamos una sincera amistad. Oriundo de Sancti Spiritus– no recuerdo si de Cabaiguán o de Jatibonico– el cadete Lazo Bernal, demostró su calidad humana– como otros tantos de nuestros compañeros– ganándose el cariño de todos.

Un verdadero «guajiro natural», Misloy, independientemente a su gran nivel de inteligencia, tiene– porque espero que la mantenga– una manera muy particular de hacerse entender.

Sucedió en octubre de 1988; cursábamos primer semestre del segundo año de Ingeniería Mecánica en técnica Blindada y Automotriz– Tanque y Transporte.

Alfredo Monteagudo Castillo, el capitán «Malanga», me había declarado la guerra– por así decirlo– y se había empeñado en hacerme desaparecer del Centro de Enseñanza Militar, algo que logró el 2 de diciembre del mencionado año.

-¡Otra vez sin pase, hermano!

-Otra vez, compadre, «Malanga» me tiene loco. Hace tres semanas que no voy a mi casa.

-Luberta, es que tú eres como una dolencia.

Reconozco que la frase me sorprendió y, a la par, no me cayó ni regular.

-¿Una dolencia? Mira, Misloy, mi signo en el zodiaco es Cáncer pero es primera vez en mi vida que me dicen algo así. ¿Yo soy como una dolencia?

-Te voy a explicar– acotó sonriente intentado de relajar mi rostro compungido –. Cuando uno tiene un dolor en una mano, en un brazo, en un hombro, o en un pie, casualmente, todos los golpes van para ese lugar. Contigo pasa lo mismo. Todos los oficiales están pendientes de ti. Los demás se pueden mover en firme, conversar, ¡no sé!, pero como el de la mala fama eres tú, tú eres el que agarra los reportes y el que se queda sin pase.

No tuve otra opción que echarme a reír, de todas formas el «guajiro natural» de nuestro pelotón estaba en lo cierto.

De yo haber sido boxeador me hubiesen bautizado como Aldo «La dolencia» Luberta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s