¿Comprar dólares en Cuba? ¡Negocio redondo!

¡No voy a descubrir el agua tibia!

Por lo visto, según debates planteados en foros digitales, son muchos los que piensan igual que yo, y, por ende, están enfocando el tema como mismo hago ahora.

Nuevamente– impulsado más por la curiosidad que por el interés– hice acopio de paciencia y «disfruté» de la Mesa Redonda, el tan impopular programa de la televisión cubana, donde ¿el Ministro de Economía? Alejandro Gil anunció– intentó hacerlo con bombos y platillos– que hoy martes, 23 de agosto de 2022 tras un mancomunado esfuerzo del gobierno revolucionario– la ciudadanía tiene la posibilidad de adquirir en las Casas de Cambio, CADECA, moneda libremente convertible– la tan necesitada MLC–, moneda extranjera o divisas.

La medida gubernamental, obviamente, está encaminada, burda y vanamente, a intentar hacer frente a la oferta cambiaria que el mercado ilegal– mercado subterráneo o mercado negro– hace a la población.

De ahí, por ejemplo, el precio del dólar estadounidense, que a partir de hoy el gobierno «da la oportunidad» de adquirirlo en CADECA a ciento veinte pesos, moneda nacional.

Nuevamente me compadecí de los ancianos, en los pensionados, que apenas perciben mil quinientos pesos que nada resuelven; pensé en Jorge– vecino convertido en familia– que en su muro de FACEBOOK, muy dolido con la nueva reglamentación, escribió: «acaban de oficializar que mi jubilación apenas alcanza los dieciocho dólares»; y reflexioné sobre aquellos, los realmente beneficiados por la locura del desorden económico en la isla, que, muy inteligentemente, se dedican a la compra y venta de divisas.

«A río revuelto…», me dije, «negocio redondo para ellos y para cualquiera».

El análisis es sencillo; lo expondré a manera de trabalenguas, pero aun así es fácil de comprender.

El Estado cubano no tiene divisas y es algo que hasta el ingeniero, ese que en sus ratos cuestiona gustos musicales, lo ha manifestado. Y como el Estado cubano no tiene divisas está obligado a recaudar divisas. No obstante, como para recaudar divisas hay que tener divisas y el Estado cubano no tiene divisas, se vio obligado a poner en circulación divisas de la reserva de divisas, que tampoco son muchas. Lo anterior deriva en que como no son muchas las divisas con las que cuenta el Estado cubano para recaudar divisas, esas divisas que puso en circulación para apoderarse del circulante de divisas tiene vida limitada, y como tiene vida limitada la recomendación– o mi recomendación– es que todo el que pueda, adquiera las divisas a ciento pesos por un dólar estadounidense y las retenga hasta donde pueda, porque en poco tiempo desaparecerán las divisas que el Estado inyectó al mercado de divisas y el precio de venta de divisas se va a disparar y lo que costó ciento veinte pesos se incrementará al doble o al triple.

¿Se entendió?

Más sencillo.

Compre divisas al Estado cubano, adquiéralas en el mercado legal, ya que el ilegal le espera con los brazos abiertos.

Hágame caso y no se va a arrepentir.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s