Dimitri y aquel blúmer lleno de huecos

DimitriReconozco que el precoz fallecimiento de Dimitri Fernández me consternó hasta las lágrimas. Creamos una hermandad tras el roce universitario que sostuvimos entre 1994 y 1999; lapso que compartimos la misma sala de clases en la Facultad de Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA) del Instituto Superior de Arte (ISA).

En septiembre de 1994, pronto a cumplir 24 años, iniciamos la carrera pro título un grupo heterogéneo e imprescindible que aún, a pesar del tiempo y la distancia, mantenemos ese cariño que nos profesamos gracias a la magia y la impronta de las tan contemporáneas redes sociales.

Marilyn, Odraude, Odalys, Carlos Alberto, Elizabeth, Justino, Elena, Ian, Mitka, Adrián, Lisbeth, los Alejandro, Juanita, Jamián, Ielem, Loan, Ada, Fausto, Inti, Jorge, Dimitri, por supuesto, y quien escribe, fuimos parte de ese grupo de 35 conocido en la FAMCA como “la graduación del 99”.

Las citas en la Casa de Altos Estudios se producían semanas alternas, cada jueves y viernes, como lo exigía, o lo exige el régimen de formación para trabajadores, y, en lo que a mí respecta, aguardaba ansioso los turnos de clases. Asistir a la universidad era, prácticamente, una fiesta por la alegría que cada compañero aportaba.

No cabe especificar la difícil, precaria, situación que atravesaba Cuba en 1994, por lo que mantenernos fiel a la causa de alcanzar el título requería de esfuerzo sobrehumano, se puede decir. El tema del tristemente célebre “Período Especial” nos mantenía en vilo y, obviamente, era tema de conversación obligada en cada minuto de ocio.

Teníamos una compañera, me reservo el nombre, excelente persona, tan locuaz que era capaz de hacer pública sus intimidades sin resquemor alguno. Y, precisamente, al ponerme al tanto de la muerte de Dimitri, a pesar de la tristeza extrema que me embargó, recordé la conversación de aquel jueves de mayo de 1995, concluyendo nuestro primer año de carrera, un mediodía en la sobremesa del almuerzo.

Éramos 5 o 6, no recuerdo, pero estábamos, sí o sí, la compañera, Dimitri, y yo. Se hace un silencio, esos que según Silvio se producen cuando pasa un angelito, y sin pensarlo 2 veces, ella afirma angustiada:

– Tengo un solo blúmer y está roto.

Nos miramos sorprendidos, extrañados, pero ella no hizo caso y continúo su monólogo.

– Me he quedado con un solo blúmer. Le he cambiado el elástico no sé cuántas veces, pero el mayor problema que tengo es que está lleno de huecos. Lo coso, y lo coso, pero nada. Lo lavo todos los días, lo coso todos los días, y se me vuelve a romper. Yo tengo los pelos muy duros (refiriéndose al vello púbico) y eso es lo que me rompe el blúmer y me quiero afeitar pero no tengo maquinita. De verdad que no sé qué hacer porque no me gustaría salir sin blúmer a la calle.

Concluimos el horario de almuerzo y retomamos las clases.

– De verdad que a esta le falta una tuerca- pensé- porque todo el mundo habla del transporte, de la comida, de la ropa, pero no se su ropa interior- y sonreí para mis adentros pensando que mis calzoncillos no estaban muy lejos del estado del blúmer de mi compañera.

A la tarde nos despedimos. Al otro día, viernes, Dimitri llegó más temprano que de costumbre y, según me contó, cuando nuestra compañera hizo acto de presencia, la llamó aparte y, con discreción, le entregó un paquetico.

– Mira- le dijo- ayer camino a casa entré en una tiendita que vende ropa en moneda nacional con la intención de comprarte un blúmer pero te traje 3. Espero te sirvan. No tienes que darme nada. Yo te lo regalo.

Así te voy a recordar siempre, hermano. Jovial, sonriente, solidario. El abrazo inconcluso está reservado para cuando nos volvamos a encontrar.

Vuela alto, Dimitri, no te detengas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s