“Cerro Porteño es el culpable”

ImageNo pocos se preguntan los motivos que me condujeron a festejar, tan escandalosamente, el triunfo de Libertad ante Cerro Porteño, 3 goles a 1, en la jornada del Campeonato Nacional del fútbol paraguayo, correspondiente al día de ayer, domingo, 16 de marzo. Obviamente mi simpatía hacia el club “gumarelo”  es amplia, coherente, y se incrementa a diario. Soy “liberteño”, muchos lo saben, otros no, pero lo que sí no es del dominio público, son los motivos que me inspiraron tal sentimiento “repollero”.

Todo sucedió el martes, 14 de marzo de 2006, a apenas 8 días de mí llegada a este noble país, hace ya 8 años. En la mencionada, y por la Copa Libertadores de América, se iban a enfrentar, exactamente a las 08.15pm, en el estadio “General Pablo Rojas”, popularmente conocida como “La olla azulgrana”, los equipos Cerro Porteño, representativo del asunceno Barrio Obrero, y Atlético Nacional, ideográfico de la ciudad colombiana de Medellín.

–       Vas a ver jugar hoy al mejor equipo del fútbol de Paraguay- señaló mi suegro, tan excelente persona como aficionado de “El ciclón”, apelativo que, además, recibe el conjunto azulgrana.

–       Bueno- me dije, y salí a comprar unas cervezas para disfrutar del “mejor equipo del fútbol de Paraguay”, citando textual las palabras del progenitor de mi media naranja.

Unos “lagartos” fríos, buena picada para acompañar, y buen fútbol en compañía de la familia… ¿Qué más se puede pedir?

No recordé antes haber anhelado tanto que los relojes marcaran las 08.15pm, esperaba con ansias el pitazo inicial, y con el mismo, el comienzo de las acciones. Los “guaraníes”, liderados por el técnico argentino Gustavo Costas, no podían defraudar a los fanáticos, en su sede, al enfrentar a los “paisas”, dirigidos por Carlos Navarrete. No olviden las palabras de Jorge Carlos Pino Santacruz: “Hoy vas a ver jugar al mejor equipo del fútbol de Paraguay”.

Para la ocasión, y según consta en los archivo del evento, por Cerro Porteño, salieron a la cancha, Diego Barreto (#1- Arquero), Carlos Báez (#23- Defensa), Pedro Benítez (#6- Defensa), José Devaca (#22- Defensa), Ernesto Cristaldo (#11- Mediocampista), Walter Fretes (#15- Mediocampista), Edgar González (#7- Mediocampista), Mario Grana (#8- Mediocampista), Domingo Salcedo (#24- Delantero), Jorge Achucarro (#17- Delantero), y Erwin Ávalos (#9- Delantero); mientras que por el equipo cafetero alinearon Bréiner Castillo (#12- Arquero), Felipe Chará (#16- Defensa), Carlos Díaz (#15- Defensa), Luciano Vera (#3- Defensa), Gerardo Bedoya (#20- Mediocampista), Christian Marrugo (#17- Mediocampista), José Amaya (#13- Mediocampista), Vladimir Marín (#4- Delantero), Aldo Ramírez (#23- Delantero), Víctor Aristazábal (#9- Delantero), y Sergio Galván (#19- Delantero).

Como árbitro principal estaba designado Daniel Giménez, argentino, que sería asistido por sus compatriotas Juan Pablo Pompei y Rodolfo Otero; el cuarteto de jueces lo cerraba el paraguayo Nelson Valenzuela.

¡Todo listo para el esperado encuentro, correspondiente al grupo 7, de la Copa Libertadores, año 2006! ¡Todo estaba listo, aclaro, cervezas y picadas, incluidas!

Y comenzó el partido, y con el inicio de las acciones el dominio de los “paisas”, que al concluir el primer tiempo habían burlado, en 4 ocasiones la puerta ‘defendida’ por Diego Barreto. Vladimir Marín había roto el empate a cero, en el minuto 18, en el 26 lo imitó Sergio Galván, y como para no ser menos, Víctor Aristazábal puso el marcador 3-0; Walter Fretes, por los azulgranas, mostró cierto vestigio de recuperación, al reducir la ventaja 3-1, pero a los 45 Aristazábal volvió a la carga, y repitió la dosis. El segundo tiempo transcurrió más aburrido que “pellizcar cristales”, no obstante los “paisas”, en el minuto 74, selló el 5-1 final, siendo Vladimir Marín el autor de la clásica “puntilla”. A Cerro Porteño nada le fue suficiente, ni las 2 expulsiones que sufrió el equipo visitante.

Acompañé el pitazo final, disfrutando del último sorbo del espumeante líquido que me había acompañado en mi noche futbolera. Coloqué el vaso encima de la mesita que frente a mí se ubicaba, como parte de la decoración casera, dirigí la vista a don Pino que, visiblemente afectado por el resultado, era presa de un mutismo total.

–       Solo hay algo que me queda claro- le dije- Con ese resultado, con ese juego que presentó Cerro, está lejos de ser el mejor equipo del fútbol paraguayo.

Esa experiencia “paraguayocolombiana”, me permitió seguir la Copa Libertadores, y darle continuidad al evento me permitió a un equipo de nombre Libertad que, con una excelente propuesta futbolística, llegó a las instancias semifinales.

Todo lo anteriormente expuesto son los motivos por los cuales, 8 años después de mi llegada a Paraguay, exactamente el 6 de marzo de 2006, festejo, muy a lo caribeño, entiéndase escandalosamente, cada victoria “repollera”. Es cierto que Libertad no es el equipo más popular, porque, y también lo reconozco, un Campeonato Nacional del fútbol paraguayo, sin Olimpia y Cerro Porteño, es como intentar hacer una fiesta y no ambientar con música; puede ser que alguien lo haga, o sea, que alguien concrete una festividad sin motivos musicales, pero sería desastroso.

Existe otro motivo por lo que soy fanático de Libertad, este, obviamente, de manera jocosa. Resulta que en Cuba no puede existir un club con ese nombre. ¿Por qué? Imagínense que exista un equipo de nombre Libertad; que ese equipo, de nombre Libertad, tenga miles de fanáticos; que ese equipo, de nombre Libertad, que arrastra consigo a miles de fanáticos, gane un campeonato. ¿Se imaginan? Háganse la idea de todo eso es cierto, y que esos miles de fanáticos, embargados por el júbilo de la victoria, comiencen a gritar “¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!”… No lo creo factible, porque irían presos los fanáticos, los amigos de FACEBOOK  de los fanáticos, los perros de los fanáticos, los gatos de los fanáticos, las cotorras de los fanáticos…

Anuncios

10 comentarios sobre ““Cerro Porteño es el culpable”

  1. Vaya pues yo recordaba que el general Alfredo Stroessner era hincha del Libertad .
    Cuando yo llegué a España ,eso fue en 1961 , en los ultimos años del franquismo,
    recuerdo que las autoridades franquistas se subierón al autobús de los exitos del
    Real Madrid y en Cataluña y en el Pais Vasco ser del Barça y del Atletic de Bilbao era
    una forma de ir contra el franquismo ,nunca olvidaré en 1968 cuando el Barça ganó
    la final de copa de España por 1-0 al Real Madrid en su estadio y muchos hinchas madridistas tras el
    final del partido empezarón a lanzar botellas ,desde entonces es la “final de las botellas”
    a los jugadores barcelonitas ó cuando el Barça ganó en la liga en la temporada 1973/74
    y derrotó al Real Madrid por 0-5 en su estadio que tiempos en que el futbol y la politica
    andaban tan unidos :

      1. Todavia recuerdo aquel 0-5 que le propinó el Barça al Real Madrid y de que en aquel equipo barcelonista donde jugaban el peruano Hugo “Cholo ” Sotil ,Juan Carlos ,Asensi ,suegro de Iván de la Peña,Quimi Rifé,Sadurní,Paco Gallego,Toño De la Cruz ,Toni Torres ,suegro de Guillermo Amor,del grán Marcial Pina ,del grán Johan Cruyff ,uno de los 6 mejores futbolistas de todos los tiempos ,de el grán Charly Rexach aquién siempre envidié porque jugaba al futbol como los angeles y porque fue amante de mi admirada Barbara Rey y porque decadas despues descubrió a un chico llegado de Argentina llamado Lionel Messi.

        La final de las botellas fue algo grande eso fue en 1968 yo estuve en aquella final lo mismo que poquito despues vi en el pais de Gales al boxeador cubano nacionalizado español José Legrá proclamarse campeón del mundo de los pesos plumas tras derrotar por Ko tecnico en el 5º round al galés Howard Winstone al que todos daban por favorito y creian que seguiria siendo campeon del mundo
        pero esa noche nadie podia con Pepe Legrá que demostró porque le decian el Muhammad Alí de bolsillo y el Puma de Baracoa como le pusierón aqui en España cuando en 1963 deslumbró a todos en Madrid y Barcelona en su llegada a la madre patria .

      2. EL CAMPEONATO PARAGUAYO DE 1976 LO TENIA QUE HABER GANADO CERRO PORTEÑO PERO
        CLARO COMO EL TEMBELO ERA HINCHA DE LIBERTAD PUES SE LO REGALARON LUEGO A LOS
        GUMARELOS EN LA COPA LIBERADORES DE 1977 EL BOCA JUNIORS LOS PUSO EN SU SITIO
        ELIMINANDOLES Y VENGANDONOS A LOS CERRISTAS FUI MUY FELIZ VIENDO A LOS XENEIXES
        GANANDOLE EN LOS PENALES A LOS BRASILEIROS DEL CRUZEIRO.

      1. Muy buen boxeador el cubano nacionalizado español José Legrá y muy bonita y muy buena artista la
        española Barbara Rey.

  2. A Cerro Porteño le robaron el campeonato de 1976 gracias al Idi Amín de raza blanca que era hincha del Libertad cuyo hijo el cocainómano Freddy Stroessner era el presidente del club Gumarelo ese campeonato fue regalo del Idi Amín blanco a los Gumarelos con toda la caradurez que se puede
    tener y a partir de ahí Libertad tuvo la maldiciciòn del campeonato regalado hasta este año.

  3. El Tembelo le regaló el campeonato de la liga paraguaya en 1976 al Libertad el muy sinverguenza por
    no lo ganó Cerro Porteño por eso nada mas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s