Según el canciller cubano… ¡La culpa la tiene TWITTER!

Atónito quedé al leer las declaraciones de Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba.

Sin remilgos ni miramientos, el canciller de la isla aseveró:

“Tengo pruebas irrebatibles de que la mayoría de los usuarios que participaron en esta campaña se encontraban en EEUU y que utilizaron sistemas automatizados para la viralización de los contenidos, sin ser penalizados por la red social TWITTER”.

O sea, la culpable de las protestas que se están protagonizando, en todo el territorio cubano, es la red social del “pajarito azul”.

Para poder entender, Rodríguez Parrilla le acarrea a TWITTER el descontento del pueblo por los 62 años de carencias económicas, de libertades cercenadas, de represiones, de persecuciones, encarcelamientos, de torturas, de desapariciones, de unipartidismo, de ineptitud gubernamental…

¿De todas esas falencias existentes en Cuba tiene la culpa TWITTER?

Es la pregunta que me surge ante tamaña idiotez.

Sí, porque hay que ser un ceporro de raza para creer, o para hacer creer, la falacia dicha por el jefe de la diplomacia cubana de las que, y vuelto a citar textual, tiene “pruebas irrebatibles”.

Disculpe, ministro, disculpe que discrepe.

Usted acudió a la vía más simple; fíjese que acudo al vocablo SIMPLE, no uso la palabra SENCILLA. Le señalo, porque quizás no lo sepa, que simpleza y sencillez no implican lo mismo.

Echarle la culpa a una supuesta campaña orquestada en TWITTER de lo que está sucediendo en Cuba es de lo más infantil que he escuchado, o leído, de un miembro del gabinete ministerial cubano.

Y, supongamos, que son ciertas sus declaraciones, ¿qué pasa con las campañas que ustedes concretan en las redes sociales, no solo en TWITTER?

¿Qué pasa con esa andanada de informaciones enviadas constantemente por los administradores digitales del régimen cubano?

¿Por qué no surten el mismo efecto?

¿Por qué no evitaron que la explosión de descontento no llegara al punto de la confrontación entre compatriotas, después de la incitación a la violencia que impulsó el ingeniero Miguel Díaz Canel Bermúdez, demostrando que nada tiene de estadista?

Entonces hay algo que no está funcionando: O las campañas que fomenta el gobierno cubano  en redes no tienen la fuerza suficiente para convencer a los “revolucionarios confundidos”, que sin miedo se lanzaron a las calles; o el hartazgo de esos “revolucionarios confundidos” es tal ya no creen ni en consignas o símbolos.

En lo particular, y fervientemente,  apoyo la segunda aseveración.

No sea ridículo, ministro. Sin darle vueltas a la noria, reformule sus declaraciones porque es el hazmerreír de la comunidad digital.

La culpa de la situación en Cuba no la tiene TWITTER, la culpa la tienen ustedes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s